jueves, 28 de mayo de 2009

GOOD

El cine, la literatura, siempre han intentado explicar la barbarie, hacer comprensible las atrocidades que a lo largo de la historia la humanidad ha producido. En unos casos no hay una causa clara pero en otros sí podemos vislumbrar algunas razones que pueden hacernos entender como una parte de un país encumbró al nazismo.

Good es una película mucho más interesante sobre el papel que en la realidad, donde se revela aburrida, pobre, casi un telefilme con poca calidad. La historia sigue a un profesor universitario de vida aburrida, encerrado en su pequeño mundo, que ve cómo participando en el partido nazi puede cambiar de vida, prosperar en todos los sentidos. Vive como en un sueño y solo el contacto con su amigo judío le revela la realidad cruel que se estaba apoderando de Alemania.

La película utiliza esta historia particular como metáfora de la situación de todo un país, hundido, que veía en esos fastos nazis la oportunidad de recuperación. Pero nada es gratis, todo conlleva consecuencias, y el final del sueño no puede más que revelar la auténtica pesadilla.

Lástima que la plasmación en película depare uno de los espectáculos más insípidos que he visto este año en el cine. Ni Viggo Mortensen encuentra el punto a su personaje y solo ocasionalmente la peli consigue hacernos dejar de bostezar.

No hay comentarios: