lunes, 22 de junio de 2009

Álex De la Iglesia toma posesión al frente de la Academia


El nuevo presidente de la Academia de Cine, Álex de la Iglesia, utilizará sus "malas artes" para que regresen a la Academia antiguos miembros como José Luis Garci y Pedro y Agustín Almodóvar.

En su primera comparecencia ante la prensa en su nuevo cargo, acompañado de los dos nuevos vicepresidentes, Icíar Bollaín y Emilio Pina, De la Iglesia ha presentado sus intenciones para cambiar la Academia, entre ellas "presionar" para que regresen algunos ilustres representantes del sector que no están entre los 1.100 integrantes que forman la Academia.

Los dos hermanos se dieron de baja en 2004 después de conocerse las candidaturas a los premios Goya, galardones en los 'La mala educación' aspiraba a cuatro categorías.

Por su parte, José Luis Garci abandonó la Academia en 1999 por haber sido acusado de comprar votos para 'El abuelo'. La Academia tenía un informe que lo desmiente, pero no lo hizo público, provocando la marcha de Garci.

Además de este acercamiento, el director bilbaíno ha anunciado también que habrá un tercer vicepresidente, que con toda probabilidad será un miembro de la industria catalana; que la Academia pedirá que en los colegios se imparta la asignatura de cine; y que apostará por la paridad entre hombres y mujeres en el cine. Además, pedirá que se tengan en cuenta las descargas legales en Internet junto a la taquilla a la hora de dar ayudas al cine.

De la Iglesia, que sustituye a Eduardo Campoy, presidente interino tras la marcha de Ángeles González-Sinde, explicó que la Presidencia contará con un tercer vicepresidente "para aunar el sentir de otras comunidades autónomas".

Cataluña es la única Comunidad Autónoma que cuenta con una sede para la Academia fuera de Madrid. "En Barcelona hay muchos miembros y son los más activos", apuntó, sobre un nuevo cargo que ejercerá las funciones de la Academia fuera de Madrid y que se elegirá en la próxima Junta Directiva, como precisó Bollaín.

La nueva terna presidencial también quiere retrasar "dos o tres semanas" la Gala de entrega de los Premios Goya, para que las películas tengan mayor vida en los cines desde que se anuncian las candidaturas a los premios (a mediados de diciembre), pero siempre celebrando la ceremonia del cine español en una fecha anterior a los Oscar.

Bollaín también hizo hincapié en la necesidad de que la Academia luche por la paridad en el cine español, una industria que cuenta sólo con un 7% de representación femenina entre los directores y un 20% del total de profesiones técnicas de la industria. La presidenta de CIMA, Inés París, se ha reunido con el director general del ICAA, Ignasi Guardans, para "discutir" este tema.

Otra medida es "convencer" al Gobierno para que haya una asignatura de cine en los colegios. "Hay una generación de jóvenes que conoce las salas de proyección pero las futuras verán cine en otros formatos. Que eso se olvide, me da miedo", apuntó el director.

De la Iglesia considera que es importante acercarse al público y explicar cómo funciona la Academia. "Tenemos que ser portavoces y responder a las necesidades del público", afirmó, a lo que Bollaín agregó que es necesario que el público sea consciente de "lo positivo" del cine español.

Con ganas por hacer "mejor cine" para que el público esté "orgulloso" de las películas españolas, De la Iglesia se refirió al texto enviado al sector con el borrador de la Orden Ministerial de la Ley del Cine, cuyas directrices son para el director bilbaíno "magníficas".

Por último, De la Iglesia quiso dejar claras sus "grandes ganas" de "contagiar de esperanza a la gente", tanto a la industria, como al público y a los medios de comunicación. Reconoció además el trabajo realizado al frente de la Academia por González-Sinde y sus vicepresidentes, Enrique Urbizu y Manuel Gómez Pereira, y dijo que habrá "continuismo" en lo que aquellos empezaron.

No hay comentarios: