sábado, 13 de junio de 2009

Echemerides, 13 de junio

Desde el principio de esta décima temporada Sandra nos ha recordado personajes o acontecimientos interesantes del mundo del cine. Esta semana será la última vez en esta temporada. Aquí os recordamos las últimas echemérides.

Por estas fechas un 12 de junio de 1921 nacía Luis García Berlanga

Decidió estudiar Derecho y Filosofía y Letras pero su verdadera vocación lo condujeron a ingresar en el Instituto de Investigaciones y Experiencias cinematográficas de Madrid en 1947.
Durante su juventud se unió a la División Azul para entrar represiones políticas por el cargo que su padre había detentado durante la República (fue Gobernador de Valencia).

Este magnifico realizador es, junto a Antonio Bardem, la personificación de la renovación del cine en España.
Ha obtenido premios y galardones internacionales en los más importantes festivales (Cannes, Venecia, Montreal, Berlín). En el Festival de Karlovy Vary fue premiado como uno de los diez cineastas más relevantes del mundo. Además posee un incontable número de reconocimientos nacionales. Entre las dinstinciones que ha obtenido podemos destacar las siguientes: Premio Príncipe de Asturias de las Artes en 1986, Medalla de Oro de las Bellas Artes en 1981, Premio Nacional de Cinematografía en 1980y ha sido condecorado con la Orden Italiana de Commendatore.

Entre sus películas destacan Bienvenido Mr Marshall (1953, en colaboración con Bardem) donde relata la ingenuidad de los habitantes de un pueblecito, cuyas esperanzas se verán pronto frustradas, que esperan que su salvación llegue de manos de una delegación americana, Plácido, Calabuch, La escopeta nacional, La vaquilla (La vaquilla) (1985), Moros y Cristianos (1987) , Todos a la cárcel (1993) o París Tombuctu.



Su cine salpica ironía y satírica situaciones sociales con humanismo y una pasmosa sencillez. Fue nominado para el Oscar a la Mejor Película Extranjera en 1961 por Plácido.



Un 13 de junio de 2008 se estrena EL INCIDENTE ( THE HAPPENING)

La premisa es bien simple: Un buen día, las plantas comienzan a fumigar a los seres humanos con sustancias químicas que anulan el sentido de autopreservación (ese reflejo que lleva, por ejemplo, a los suicidas que se arrojan a las vías ferroviarias a cubrirse con los brazos). En tal situación se dan cuadros memorables, como la lluvia de obreros desde las obras, o la arboleda con ahorcados pendiendo de sus ramas. Entre este auténtico apocalipsis, un profesor de ciencias (Mark Wahlberg) y su esposa (Zooey Deschanel), deben escapar teniendo a su cargo a una pequeña (Ashlyn Sanchez), hija de un profesor amigo (John Leguizamo). Aparentemente limitado a una amplia franja de la Costa Este de los Estados Unidos, el fenómeno comienza en los parques de las grandes ciudades y se extiende paulatinamente hacia núcleos urbanos cada vez más pequeños, llegando incluso al ámbito rural.

¿Cómo afronta la mente de un hombre de ciencias este panorama desahuciante y qué tipo de salvación es capaz de percibir en donde el resto solo ve la muerte? Tales temas son lo más original que la película nos ofrece, tras reiterar conceptos usuales en el cine de finales apocalípticos (la potencial hostilidad de los evacuados; la alienación de los aislados; la paranoia, en este caso, dirigida hacia los árboles y la brisa fresca de la campiña) y elaborar una aceptable tensión con premisas similares a la de THE BIRDS (Los Pájaros-1963) que, no obstante, termina sin animarse a un desenlace tan radical.




Un 12 de Junio de 1972 muere el actor John Wayne


John Wayne (1907-1979), nombre artístico de Marion Michael Morrison, actor estadounidense nacido en Winterset (Iowa), admirado por sus interpretaciones en westerns de personajes rudos y honestos. Atleta destacado en la universidad de Southern California, lo dejó para dedicarse al cine, comenzando con pequeños papeles. En 1930 fue escogido para su primer papel protagonista, en La gran jornada, de Raoul Walsh, al que sucedieron otros en películas de poca importancia hasta que en 1939, con La diligencia, de John Ford, comenzó una de las más brillantes carreras de la historia del cine.




Wayne fue una gran estrella durante 40 años, destacando en películas de la fama de Fort Apache (1948), El hombre tranquilo (1952) o Centauros del desierto (1953), dirigidas también por John Ford, El Álamo (1960) o Boinas verdes (1968), producidas y dirigidas por él mismo, en las que refleja una ideología muy conservadora, o Valor de ley (1969), de Henry Hathaway, en la que encarna a Rooster Cogburn, en un papel por el que recibió el Oscar al mejor actor del año. Su última interpretación fue en El último pistolero (1976), de Don Siegel, donde la muerte por cáncer del protagonista anticipaba su propio final.


2 comentarios:

Hutxu dijo...

GRANDE,muy bueno el corte,por cierto es bueno ver como un gran actor puede cantar sin que parezca un atentado,verdad Scarlett???

Anónimo dijo...

Al Sr. Cine lo que le ocurre es que sufre el efecto HALO con Scarlett...

Sandra Eche