lunes, 1 de junio de 2009

Guillermo Del Toro publica una novela de vampiros


Guillermo del Toro siempre lleva consigo una libreta. Algo muy común si no estuviera llena de sus pensamientos y de los dibujos de los monstruos que pasan por su cabeza. Ahí nació el Hombre Pálido de 'El laberinto del Fauno' o el asfixiante ambiente de 'El espinazo del diablo'. También una saga de vampiros que, aunque espera poder llevar algún día al cine, ofrece ahora en forma de novela. 'Nocturna', que en España publica la editorial Suma de Letras, es el resultado de muchos años de darle vueltas a su cabeza (imposible imaginar la velocidad) y muchas hojas de su cuaderno.

Tantas que, después de 15 años, el exceso de material le hizo replantearse el proyecto: llamó a Chuck Hogan, un escritor estadounidense experto en 'bestsellers', para que que le ayudara a que los libros fueran sólo una trilogía —'Oscura' saldrá en unos meses y 'Eterna' está aún sin terminar— y no la Biblioteca de Alejandría.

La elección del compañero tenía un sentido muy claro. El mexicano quería quedarse para sí todo el clima de terror y Hogan nunca había tocado esa tecla. Territorio Del Toro: sus vampiros no serían atractivos señores de las sombras sino seres horrorosos en toda regla con encanto. Zona Hogan: su maestría merecía firma al mismo cuerpo en portada que la del realizador.

A falta de director que llevarse a la boca —El 'Hobbit' de Peter Jackson le retiene en Nueva Zelanda— los encargados de presentar la novela en la Casa de América han sido algunos de los actores que se han cruzado por su carrera: Marisa Paredes, Eduardo Noriega e Irene Visedo, los tres del reparto de 'El espinazo del diablo'; Ivana Baquero, la niña de 'El laberinto del Fauno', y Belén Rueda, protagonista de 'El orfanato', la exitosa película de Juan Antonio Bayona que él produjo.

El relato de 'Nocturna' se inicia cuando un avión aterriza en el JFK de Nueva York procedente de Berlín. La torre de control no consigue contactar con su comandante. Nadie responde. Todos están muertos. La causa es un misterio y los equipos de epidemiología deben acudir a la escena tipo 'CSI'. ¿Un ataque terrorista? ¿Un nuevo 11-S? ¿Seres que necesitan sangre? Recomendación de Irene Visedo: "Lo que más me llama la atención es la parte emocional de la novela, el dolor condenado a repetirse. El ser humano que necesita alimentarse de la vida de los demás para sobrevivir. Maneja tantas historias que nos da un poquito a cada uno".

No hay comentarios: