miércoles, 3 de junio de 2009

RADIO ENCUBIERTA


Autor de algunas de las mejores comedias románticas de los últimos tiempos, Richard Curtis debutó como director con la excelente Love Actually en el 2003. Regresa ahora a las pantallas manteniendo un reparto coral en Radio Encubierta.

1966 fue un buen año para el rock and roll pero en Inglaterra toda esa música solo podía ser escuchada gracias a emisoras pirata que emitían desde alta mar. Radio Encubierta nos muestra cómo esos locutores eran auténticas estrellas para la audiencia, cómo la música llenaba de alegría a la gente y los empeños del gobierno por frenar esa revolución.

Richard Curtis ha visto como, en general, la crítica no ha recibido bien su segunda película. No seré yo quien lleve la contraria a esos profesionales, o mejor dicho, sí lo haré. A veces la crítica de cine de este país se parece mucho al burócrata que encarna Kenneth Branagh, totalmente reacios frente todo a lo que suene a diversión y sano cachondeo. Radio Encubierta no es una maravilla, es demasiado larga, su guión es poca cosa, pero es una película simpática, que te hace sonreír y reír abiertamente en más de una ocasión, que hace que te encariñes con esos personajes, tiene un mensaje muy válido (aunque se censure se escribirán canciones, se escribirán libros, se pensará diferente…) y te deja al salir del cine con un buen sabor.

Es indudable que el reparto se lo pasó muy bien rodando. Todos los actores tienen su momento y están todos magníficos, cada uno dando su estilo al personaje que encarnan. Mención especial a la banda sonora, por supuesto, una acertada selección musical muy bien utilizada.

1 comentario:

porlacara dijo...

Habrá que echarle un ojo...