lunes, 20 de julio de 2009

BRÜNO

Sacha Baron Cohen sorprendió y consiguió llegar a una gran audiencia gracias a su papel en Borat, un falso documental sobre un tipo peculiar que viajaba a EEUU para conocer a Pamela Anderson. La gracia de aquella peli estaba en el estrafalario protagonista pero también en las reacciones del público que se las veía con él. Es decir, además del chiste fácil, la película tenía también una crítica despiadada a muchos aspectos de la vida americana.


Ahora estrena Brüno, sin el factor sorpresa, con demasiada publicidad, pero supongo con las mismas ganas de criticar. El problema es que en este caso a un servidor no le hace tanta gracia lo cual no quiere decir que no sea una peli divertida. Lo que me parece peor de la película es que muchas de las situaciones me parecen preparadas, se nota que lo que vemos no es la realidad sino la dramatización ideada por el equipo.


También me parece un poco criticable que la peli se centre demasiado en Brüno y desaproveche lo que este personaje puede provocar en audiencias selectas, como ese público que acude al combate final lleno de anti gays.

No hay comentarios: