domingo, 19 de julio de 2009

Denzel Washington presenta Asalto al tren Pelham 123


Denzel Washington considera que es "demasiado pronto" para encarnar a Barack Obama en la gran pantalla porque lleva "muy poco tiempo en el poder". El actor ha hecho estas declaraciones, hace tres días en Madrid, en la presentación su nueva película, Asalto al tren Pelham 123, en la que vuelve a trabajar a las órdenes de Tony Scott, y que protagoniza junto a John Travolta.

En la adaptación de la película que en 1974 protagonizó Walter Matthau, el actor da vida a un controlador del metro de Nueva York, cuyo día se convierte en un caos cuando un grupo de delincuentes decide secuestrar un vagón de tren y pedir un rescate de 10 millones de dólares.

Washington, que ya trabajó con Scott en Déja Vu, El fuego de la venganza y Marea roja, ha reconocido que le une una relación "muy positiva" con el director. "Disfruto trabajando con él y nos entendemos muy bien", ha declarado el intérprete.

No obstante, Washington ha reconocido que disfruta más dirigiendo que actuando. "El director es como un pintor y la película es su cuadro. Él decide qué color poner. Un actor solo decide sobre su personaje", ha considerado que cuenta en su haber con dos estatuillas.

"Sería genial conseguir un tercer Oscar en mi faceta de director", ha declarado entre risas el actor, que espera poder dirigir su tercera película en el 2010.

La crisis, "que se nota en EEUU", no es un problema para la industria del cine en este país, ha detallado. "Mi madre, que era peluquera, decía que el negocio iba bien en tiempos difíciles porque la gente encuentra una escapatoria sintiéndose guapa. Lo mismo ocurre con la industria del cine, que ha aumentado en EEUU un 17%. En los momentos difíciles, la gente necesita un escape", ha declarado.

Un escape y una ilusión como la que ha dicho han encontrado los estadounidenses con la llegada de Obama. "Ha sido un acontecimiento increíble y una buena oportunidad para el país", ha precisado. Aunque ha asegurado que es "demasiado pronto" para llevar al cine la vida del presidente de los EEUU, ha dicho compartir con él su pasión por el baloncesto, incluso ha sido invitado a la Casa Blanca para jugar con el líder mundial.

El actor ha confesado ser un gran seguidor de Pau Gasol. "Gasol es como una gacela en la cancha de baloncesto. He visto mucho talento en él", ha detallado el actor, quien tras licenciarse en Periodismo trabajó unos meses en el Washington Post.




La película se estrena el día 24.

No hay comentarios: