domingo, 9 de agosto de 2009

NUEVA YORK PARA PRINCIPIANTES

Afortunadamente no toda la comedia que llega a nuestras carteleras sigue los patrones de esos llamados nuevos gurús de hoy en día que lo único que hacen es poner al día la zafiedad más absoluta.

Nueva York para principiantes no pasará a la historia del cine pero sí es un ejemplo de una comedia simpática protagonizada por Simon Pegg (uno de los artífices de Shaun of the dead y Arma Fatal)
Es la historia de un periodista inglés dedicado al mundo del famoseo y que sueña con formar parte de ese mundo: dinero, chicas guapas, fiestas, ropa cara… La oportunidad se le presenta cuando logra un trabajo en una revista americana. Allí descubre un mundo de estrellas falsas, de reportajes pactados, de apariencias y conocerá cuál es el precio para conseguir lo que desea.

La película se ve con una sonrisa durante casi todo su metraje y se basa, por un lado, en la indudable comicidad del protagonista, y el retrato de ese mundo del famoseo y de los periodistas/publicistas que pululan a su alrededor. En este sentido, el título original es lo suficientemente explícito: cómo conseguir amigos y alienar a la gente.


No hay comentarios: