sábado, 19 de septiembre de 2009

MALDITOS BASTARDOS

Me maravilla la capacidad que tiene Quentin Tarantino para embaucar al público. Estoy seguro que, para muchos espectadores, lo que aplauden en este singular director, no sería tan bien recibido si fuera otro realizador. Realmente me sorprende que hoy, tras ver su última película, se hayan escuchado aplausos en la sala. ¿Será que habremos visto películas distintas? ¿Será que el Poder de Tarantino es tan grande que nos hace olvidar los defectos de su cine y solo recordar lo bueno?

Malditos Bastardos es la película que un tipo que se cree genial, no dudo que lo sea en algunos aspectos, hace para disfrutar con el cine bélico de toda la vida dándole un toque de western. Como en toda su filmografía los guiños y homenajes a las películas que le gustan están muy presentes pasados por el punto de vista de su director, aderezado con un poco de humor made in Tarantino, diálogos supuestamente ingeniosos e interesantes y una selección musical variadita.

Los Bastardos del título son un grupo de soldados americanos que se dedican a matar nazis sin ton ni son, solo por el hecho de serlos. Pero realmente no son los únicos protagonistas de esta historia. En realidad son cinco las historias, con diferentes personajes que se mueven en la Francia ocupada. Al final todas confluyen en un antiguo cine donde las películas, el celuloide, se convertirán en inesperado aliado de nuestros amigos los Bastardos.

No negaré las virtudes de la película. Tarantino es un tipo que sabe filmar, no lo descubriremos ahora, capaz de crear escenas de tensión notables, de dar un buen ritmo a ciertas escenas, crear escenas muy divertidas (especialmente la escena de los “italianos”, recomendable la versión original por el juego de idiomas que hay). Pero es que, como me ocurre en otras de sus películas, los aburridísimos y alargadísimos diálogos me rompen completamente el ritmo. Por momentos me parecen los desvaríos de un abuelete lo que dicen los personajes. Te cuentan un rollo patatero que no sabes a dónde te lleva. Un poquito de recorte no estaría mal, aunque si supuestamente ahí está el genio de su autor, esto no podría cortarse.

Le pongo también reparos al desenlace de la historia, que no desvelaré, por supuesto. Lo dicho arriba, en manos de otro director, el final sería abucheado y el propio Tarantino se reiría de él.





Título original: Inglourious basterds
Género: Acción
Director: Quentin Tarantino
Intérpretes: Brad Pitt, Diane Kruger, Mélanie Laurent, Mike Myers, Cloris Leachman, Samm Levine, Eli Roth, Til Schweiger, Julie Dreyfus, August Diehl, Daniel Brühl
Nacionalidad: Alemania, EE.UU. - Año de producción: 2009
Duración: 153 m.
Estreno: 18/09/2009

6 comentarios:

rrey dijo...

El tema de los diálogos de las pelis de Tarantino... es uno de sus rasgos más distinguibles en toda su filmografía. Lo que me hace gracia es que hay gente que critica esos diálogos en algunas pelis pero no en otras... o muchos que dicen maravillas de Reservoir Dogs pero luego critican todo lo posterior que ha hecho precisamente por los diálogos ¡pero si siempre es el mismo estilo de diálogos en sus pelis!

En fin, no creo que se pueda separar eso del resto de sus rasgos como guionista y director, a mi me encantan y me parece una de las cosas que mejor saber hacer.

Sr.Cine dijo...

Yo los critico en todas las pelis, sean de Tarantino o no, me cansan los diálogos en los que tengo la sensación que no vamos a ningún sitio.

En Kill Bill 2 los rollos de Bill eran insoportables y en los Bastardos alaraga muchos diálogos no se por qué.

Josemi dijo...

Por algo decia yo que me parece una mierda.

Me pregunto si Tarantino se esta convirtiendo en el nuevo Kevin Smith, siempre haciendo la misma pelicula de gente que habla.

rrey dijo...

@SrCine: sí, al menos tienes coherencia en tus criticas a Tarantino, pero hay muchos que no la tienen precisamente :P

@Josemi: mira que yo soy "fan" de Kevin Smith pero a nivel cinematográfico no se puede comparar con Tarantino ni de lejos... está a un nivel muy inferior. Puede tener sus defectos Tarantino (para algunos) pero sus películas son bastante notables.

Y suele pasar que cuando escribe y dirige la película, el estilo del director es mucho más marcado en el resultado final... pero de ahi a decir que hace siempre la misma película hay un trecho muy grande. Lo de los diálogos es un rasgo fundamental de su filmografía desde el primer momento.

Sr.Cine dijo...

Tampoco creo que Tarantino haga la misma peli siempre, Kevin Smith sí, cada vez peor. Además, aún no siendo fan, la diferencia a favor de Tarantino es clara a mi juicio.

Josemi dijo...

Claro que es mejor Tarantino que Kevin Smith, por eso el peligro es que Tarantino se mire el ombligo, saque siempre los mismos personajes y se base en repetir una y otra vez sus viejas tarantinadas, en vez de inventar cada vez tarantinadas nuevas.

Desde siempre las peliculas de tarantino han tenido muchos dialogos y parlamentos, el problema es que ultimamente no son tan buenos como antes.

Es decir, cuando hablaban hace años de la polla de Madonna era intrascendente para la pelicula, pero era divertido. Ahora me temo que la cosa se hace pesada y deseamos que los personajes dejen de hablar y pase algo de verdad.