sábado, 26 de septiembre de 2009

Premios del Festival de San Sebastián



Pablo Pineda y Lola Dueñas, mejor actor y actriz por Yo, también; Javier Rebollo, mejor director por La mujer sin piano; y Los condenados, de Isaki Lacuesta, premio FIPRESCI, el otorgado por la crítica internacional.

El cine español ha hecho pleno en el festival de San Sebastián, aunque la Concha de Oro ha sido para City of life and death (Ciudad de vida y muerte), del director chino Lu Chuan (Xinjang, 1971). Con su tercer largometraje, el realizador, famosísimo en su país gracias a su serie de televisión Agujero negro, ha apostado por el blanco y negro para contar uno de los mayores dramas de la historia, la matanza perpetrada por los soldados japoneses en Nanking, al inicio de la guerra chinojaponesa (1937-1945).



La otra gran favorita de los críticos, El secreto de sus ojos, del argentino Juan José Campanella, no ha obtenido ningún reconocimiento.

Hace dos días Javier Rebollo aseguraba que su película no se llevaría ningún premio. Hoy, con la Concha a la mejor dirección por La mujer sin piano, sigue pensando casi igual.

El premio del Jurado, el segundo galardón en importancia, fue para la francesa El refugio, de François Ozon. El premio Kutxa-Nuevos Realizadores -otorgado por otro jurado, que presidía la actriz Saffron Burrows- lo ha obtenido Le jour où Dieu est parti en voyage, del belga Phillipe Van Leeuw, que describe el genocidio de Ruanda a través de los ojos de Jacqueline, una joven tutsi.

No hay comentarios: