miércoles, 28 de octubre de 2009

500 DÍAS JUNTOS




¿Qué pasa cuando el chico se enamora pero la chica no quiere nada serio o no lo tiene claro? Ese es el punto de partida de 500 días juntos, una comedia romántica divertida, simpática, a ratos brillante y en la que destaca por encima de todo el magnetismo de Zooey Deschanel y el buen hacer de Joseph Gordon -Levit.

El prota es un chico cuya vocación es la arquitectura pero que por esas cosas de la vida, un trabajo fijo, dinerito en la cuenta corriente, trabaja redactando tarjetas de felicitación. Un buen día conoce a la nueva recepcionista y surge el flechazo. Eso que solo pasa en la s pelis o las canciones empieza a vivirlo nuestro protagonista. Pero pronto se dará cuenta que la vida no es una peli y que en 500 días de relación hay cosas buenas y cosas malas.

La película tiene una estructura bastante original para lo que son este tipo de historias. La relación no se nos cuenta de forma lineal sino que vamos alternando entre el principio de la relación, el final o las partes del medio. Emplea también una voz en off muy de cuento, o si me lo permitís, a lo Pushing Daisies, que queda francamente bien además de la habitual selección musical también en este caso bastante entonada.

Esta es una de esas pelis en las que el espectador, algunos más y otros menos, se sentirán identificados y a lo mejor llegarán a la misma conclusión que el protagonista. Eso ya depende de cada uno, por supuesto. Lo que si me atrevo a aventurar es que pocos quedarán indiferentes ante el encanto de Zooey Deschanel, que consigue sin dificultad aparente que creamos que ese muchacho encuentra en ella a la mujer de su vida.



Título original: (500) Days of Summer
Género: Comedia
Director: Mark Webb
Intérpretes: Zooey Deschanel, Joseph Gordon-Levitt, Clark Gregg, Mathew Gray Gubler, Rachel Boston, Geoffrey Arend, Chloë Grace Moretz
Nacionalidad: EE.UU. - Año de producción: 2009
Duración: 95 m.
Estreno: 23/10/2009

4 comentarios:

Plaer dijo...

Hola!

Coincido con la opinión de SrCine.
Me ha gustado que se trata de una historia de lo más normal, de tantas y tantas que suceden. No veo que intenten tomarme el pelo con una pareja rara y extremadamente original. Me gusta esa sinceridad, aunque si he de elegir, Buscando un beso a medianoche me pareció aún más honesta.

Creo que en todos esos recursos narrativos que utiliza pierde un poco de chispa hacia el final.

Y donde yo habría metido el corte sin duda es en el último minuto. En particular en esa última frase colofón que le da un tono manido de comedieta americana. No encaja en la peli.

Sr.Cine dijo...

Hola Plaer, hombre, buscando un beso a medianoche no estaba mal, no, pero a mi francamente me gusta más esta, me identifico con más cosas.

Plaer dijo...

Aquella era más áspera. Y también tenía momentos flojos o claramente aburridos. Pero con el tiempo me ha quedado buen recuerdo. Es curioso, a aquella le pasaba al revés que a esta -en mi opinión- iba a mejor.

Sr.Cine dijo...

Yo la verdad que no la recuerdo mucho.