martes, 17 de noviembre de 2009

2012

Roland Emmerich lleva toda su carrera intentando ser Steven Spielberg o James Cameron pero evidentemente está muy lejos de estos dos grandes directores. También es verdad que no es uno de los peores directores de la Historia del Cine porque alguna de sus películas no está mal. A la hora de acercarse a ver 2012 debemos saber qué vamos a ver, cómo cuando acudimos a la última de Tarantino o a una de Manoel De Oliveira, por lo tanto la sorpresa para el espectador avisado será mínima.

En este sentido y, a este cronista (me encanta esta palabra), 2012 le ofrece lo que promete. Lo mismo de siempre: destrucción por doquier, personajes planos, puros estereotipos, efectos correctos pero nada innovadores, sensiblería de manual, chistes de baratillo, frases de tráiler o directamente absurdas… No busquemos más porque Emmerich no es quien nos va a ofrecer otra cosa. Al menos la cosa no es tan lamentable como 10.000.

El mayor problema de 2012 es su duración. El hombre se cree un autor serio o piensa que está rodando una maravilla y nos atiza con dos horas y media, metraje exagerado al que le sobra una hora. Y no dura mucho porque pasen muchas cosas, más bien casi siempre es lo mismo, los protas escapando del estropicio con un coche, un avión o una camioneta, y casi siempre con los mismos planos, qué poca imaginación, Emmerich.

Por lo demás, vuelvo a insistir, es lo que es. No le pidamos mucho más. Cine palomitero que si entras en el juego y vas a pasarlo bien o reírte de todo te gustará. Si la miras con ojo más crítico mejor no vayas a verla porque una peli que acaba con la frase “ya no uso pañales” no merece nada más que el olvido.



Título: 2012
Género: Ciencia-Ficción
Director: Roland Emmerich
Intérpretes: John Cusack, Amanda Peet, Chiwetel Ejiofor, Oliver Platt, Thandie Newton, Danny Glover, Woody Harrelson, Morgan Lily
Nacionalidad: EE.UU.
Duracion: 158 min.

No hay comentarios: