sábado, 28 de febrero de 2009

jueves, 26 de febrero de 2009

Clint Eastwood recibe la Palma de Oro honorífica del Festival de Cannes


La visita de Clint Eastwood a Francia para promocionar su última película, 'Gran Torino', ha tenido sorpresa: el actor y director estadounidense abandonará el país con una Palma de Oro honorífica del Festival de Cannes en sus manos.

Y es que los organizadores de este certamen cinematográfico han decidido concedérsela en una ceremonia privada. Eastwood ha recibido el galardón de manos del director del festival, Gilles Jacob y de su delegado general, Thierry Frémaux.

En un comunicado distribuido por la organización del Festival -cuya próxima edición se celebrará del 13 al 24 de mayo en Cannes- se recuerda que "a lo largo de los años, al reconocimiento de sus compañeros se ha unido el creciente fervor de la crítica internacional". Destaca además "la síntesis del clasicismo y la modernidad del cine americano" que representan sus películas.

Los responsables del Festival de Cannes recuerdan que la primera ocasión en que recibieron a Eastwood como director fue en 1985, con 'El jinete pálido'. Después llevó a la Costa Azul francesa 'Bird', 'Cazador blanco, corazón negro', 'Mystic River' y 'El intercambio'.

miércoles, 25 de febrero de 2009

EL LUCHADOR


Hay algunas películas que más que por su propio valor se reconocen por algún elemento destacable. El caso de El luchador es uno de esos, reconocida por suponer la vuelta al mundo del cine de Mickey Rourke, después de múltiples excesos y descensos a los infiernos más diversos. Lo que ocurre es que ver a Rourke haciendo más o menos de sí mismo tampoco me parece tan valorable.

Me cuesta encontrar en esta película al genial director de películas como Réquiem por un sueño o La Fuente de la Vida. Su realización y el desarrollo de la historia son bastante convencionales, más allá de algunos planos o montajes que sugieren que detrás de este espectáculo hay algo más que un director corriente. Este luchador venido a menos, que malvive en combates de tres al cuarto, vendiendo autógrafos y camisetas, trabajando en la carnicería, atiborrándose de medicamentos para seguir en pie, puede ejemplificar bien lo que de adictivo tiene la fama.

Se diría que Rourke es ese personaje que, fuera del cuadrilátero, de los golpes de opereta pero que dejan secuela, de las mil y una maneras de excitar al público, no encuentra su sitio, como el soldado que regresa de una guerra. Solo que él sin el aplauso del público no es nada, como dice en una escena, le hacen más daño fuera del lugar donde se reparten tortas que dentro.

Su personaje tiene mucho en común con el de Marisa Tomei, ella también excita a la audiencia pero la diferencia es que ella sí es capaz de dar un giro a su vida.

La película es irregular, cansina y repetitiva en algunos momentos, emocionante en algún otro (el encuentro con al hija), honesta por el trabajo de Rourke. Espero con ganas que su director vuelva a su cine más personal y se olvide de ídolos caídos.


martes, 24 de febrero de 2009

Alejandro Amenábar: 'Ágora'

Tras recibir el Oscar por su película 'Mar adentro', el cineasta Alejandro Amenábar estrenará en octubre su última producción, 'Ágora', un filme, protagonizado por Rachel Weisz y Max Minghella, del que se han presentado las primeras imágenes, que ya pueden verse en la página.

Rodada en Malta entre los meses de marzo y junio de 2008, y con guión de Mateo Gil y del propio Amenábar, 'Ágora' está ambientada en la ciudad de Alejandría en el siglo IV después de Cristo, cuando Egipto formaba aún parte del Imperio Romano.

Durante estos años, las calles de Alejandría son testigo de violentas revueltas religiosas entre romanos y cristianos, que amenazan con destruir la legendaria Biblioteca. Sin embargo, la astrónoma Hipatia -a la que da vida la británica Rachel Weisz-, luchará por salvar la sabiduría del mundo Antiguo con la ayuda de sus discípulos, el joven esclavo Davo -Max Minghella- y Orestes -Oscar Isaac-.

Ambos se disputan el amor de Hipatia, pero Davo deberá decidir si apoyar a su maestra o unirse al imparable ascenso de los cristianos. "Hace cuatro años, tras una experiencia tan íntima como fue hacer 'Mar adentrò, no habría imaginado que mi siguiente película sería de romanos y cristianos en el Antiguo Egipto", escribe Amenábar en una nota de la productora Telecinco Cinema, que ha financiado el 88% del filme, todavía en fase de postproducción.

"La película es, en muchos sentidos, una historia del pasado sobre lo que está pasando ahora, un espejo para que el público mire y observe desde la distancia del tiempo y del espacio, y descubra, sorprendentemente, que el mundo no ha cambiado tanto", añade el director, quien también ha contribuido en la financiación de la película a través de su productora Himenóptero y que asimismo ha contado con el apoyo económico de Mod Producciones.

Al igual que ya ocurrió en "Los Otros", la cinta ha sido rodada en inglés, con un reparto en el que -además de la oscarizada Rachel Weisz, el británico Max Minghella y el guatemalteco Oscar Isacc- figuran, entre otros, los intérpretes Rupert Evans, Ashraf Barhom, Sami Samir y Homayoun Ershadi.

Aunque Telecinco Cinema no confirma la fecha exacta del estreno, sí que apunta que éste tendrá lugar entre "finales de septiembre y principios de octubre de este año", y anuncia que el tráiler de "Ágora" se estrenará en los cines este mismo viernes, aunque ya puede visitarse en la página web oficial del filme. Según el consejero delegado de Telecinco Cinema, "es probable que sea la película española más ambiciosa", que este año competirá con otros estrenos de la productora, como 'Che: Guerrilla', de Steven Soderbergh; 'Imago mortis', de Stefano Bessoni; 'El mal ajeno', de Óskar Santos; o 'Hierro', de Gabe Ibáñez.



Naomi Watts, en la nueva de Woody Allen


La actriz británica Naomi Watts será la protagonista de la próxima cinta del cineasta neoyorquino Woody Allen, informa hoy la revista The Hollywood Reporter. Watts, candidata al Oscar por 21 gramos (2003), compartirá reparto con Josh Brolin, nominado este año por Mi nombre es Harvey Milk, y el veterano y oscarizado actor Anthony Hopkins.

El filme, del que no ha trascendido el argumento, se comenzará a rodar en Londres en verano y contará de nuevo con el respaldo financiero del grupo español Mediapro como en Vicky Cristina Barcelona, que lleva recaudados más de 50 millones de dólares en todo el mundo, y que este domingo ha recibido el último reconocimiento con el Oscar a la mejor actriz secundaria obtenido por la española Penélope Cruz.

La intéprete británica ha presentado recientemente la cinta de suspense The International y actualmente se encuentra filmando la película Mother and Child, del director colombiano Rodrigo García.

Oscar 2009: el análisls


Se cumplieron los pronósticos y las apuestas y Slumdog Millionaire fue la gran triunfadora de una noche en la que Penélope Cruz obtuvo en forma de dorada estatuilla el reconocimiento de Hollywwod.

Como ella dijo, no podía soñar, allá en Alcobendas, que un día no sería espectadora sino protagonista de la noche más famosa del cine. Un bonito sueño y un ejemplo a seguir por todos aquellos que sueñan con el éxito. El esfuerzo obtiene su recompensa y no cabe duda que Penélope se lo ha ganado, no solo en Hollywood, también en nuestro país. Un discurso emotivo y sincero, un vestido precioso, y una actriz que sigue mostrando su humildad. Como decíamos, no es su mejor trabajo, ni su mejor película, pero es un premio merecido.

Slumdog Millionaire creo sinceramente que no pasará a la historia del cine ni mucho menos. Su supuesta modernidad, estimable, no es tan novedosa y, como en el caso de Cruz, creo que no es ni la mejor peli de Danny Boyle ni está entre las mejores. Su triunfo es incontestable así como la derrota de Benjamin Button, que no merecía tanto castigo.

Mickey Rourke se queda compuesto y sin premio. El reconocimiento de sus compañeros por su regreso estuvo en la nominación pero Sean Penn y su personaje merecían reconocimiento para una peli tan floja como Milk. Me repito: no es el mejor trabajo de Penn pero siempre aporta su calidad. Como tampoco el de Kate Winslet, mucho mejor en Revolutionay Road.

Las comparaciones son odiosas. Viendo la gala de ayer y recordando los Goya uno siente un poco de vergüenza. El espectáculo es algo que los americanos saben hacer como nadie y se demostró. Los que vieron la gala entera dicen que fue dinámica. Un servidor vio el resumen y no puede más que rendirse ante el talento inmenso de Hugh Jackman (impresionante el número musical inicial con las pelis nominadas, el baile enlazando temas del cine musical con Beyoncé), de la pareja Steve Martin-Tina Fey o de la elegancia de esas presentaciones conjuntas de los nominados.

Hollywood a lo mejor no es la fábrica de sueños pero a veces consigue que nos lo creamos.



lunes, 23 de febrero de 2009

Oscar 2009: Slumdog Millionaire arrasa

‘Slumdog Millionaire', la fábula de Danny Boyle, arrasó en la noche de los Oscar con una trepidante sucesión de estatuillas —ocho en total— y un dominio absoluto de la escena como no se veía desde 'Shakespeare in love' hace ya 11 años.

Los Oscar a la mejor actriz para Kate Winslet ('El lector') y al mejor actor para Sean Penn ('Mi nombre es Harvey Milk') fueron también otros premios más o menos cantados.



'Slumdog' arrebató luego el Oscar al mejor guión adaptado una de las perdedoras de la noche, ‘El curioso caso de Benjamin Button’, que se llevó dos premios menores pese a las 13 nominaciones.

La noche de los Oscar se desarrolló como un musical de Broadway hacia un final previsible y feliz, aderezado por el galán australiano Hugh Jackman, que se destapó como un auténtico 'showman'.

Tras la entrega del premio a Penélope Cruz como mejor actriz secundaria y la de mejor actor de reparto para el desaparecido Heath Ledger por 'El caballero oscuro' (su Oscar lo recogió su padre), la noche se fue decantando a favor de 'Slumdog').

Las sospechas se confirmaron con la doble victoria (mejor banda sonora y mejor canción) del A.R. Rahman, rey indiscutible de la pista: "A lo largo de la vida, cuando he tenido que elegir entre el amor y el odio he elegido siempre el amor, y por eso estoy aquí".

El premio a la mejor película extranjera se lo llevó la japonesa ‘Departures’. Como no podía ser menos, ‘Wall.E’ se alzó con el premio a la mejor película de animación.

Danny Boyle dedicó el Oscar al mejor director a quienes apostaron por la película cuando estuvo en la tesitura de no llegar nunca a la gran pantalla y acabar en DVD, en medio de la crisis galopante del cine independiente.



El productor Christian Colson cerró la noche con la gran familia británica e hindú a sus espaldas, celebrando el "extraordinario viaje" y dejándonos con la moraleja de la pequeña gran película que triunfó: "Tuvimos la pasión y la convicción, y nuestro filme demuestra que con esas dos cosas, puedes conseguirlo todo".


Oscar 2009: Penélope Cruz consigue el Oscar

Durante una semana ha estado aguantando los nervios. Incluso en la alfombra roja aseguró llegar "muy tranquila", envuelta en un increíble vestido palabra de honor de Pierre Balmain, de sesenta años de antigüedad.

Pero llegó el Oscar a la mejor actriz de reparto [el primero que se concedió en la gala, alrededor de las 2.30, hora española] y la emoción. Penélope Cruz tomó ayer el relevo de Javier Bardem, y la madrileña de 34 años se convirtió en la primera española en conseguir un Oscar. "Estoy feliz, emocionada, contenta... he pasado muchos nervios en las presentaciones, lo de las cinco actrices ha sido precioso, me iba el corazón a mil por hora y cuando Tilda (Swinton) me ha mirado al abrir el sobre, pensaba que me caía redonda", ha afirmado la actriz en la rueda de prensa posterior a la gala. Penélope Cruz. "Tardé cinco minutos en mirarle a la cara (a la estatuilla); Pesa bastante pero no lo suelto", ha añadido.

En su discurso, en el que dio rienda suelta a todas sus emociones, recordó el talento de Woody Allen a la hora de dibujar grandes personajes femeninos, se lo dedicó a su amigo Pedro Almodóvar, "que me lleva en sus aventuras", a Bigas Luna, Fernando Trueba, quienes le dieron sus primeros trabajos, a Harvey Weinstein, el distribuidor en Estados Unidos de Vicky Cristina Barcelona, que con su habilidad promocional le ha dado el empuje definitivo para un galardón que merecía ya sólo por su talento. "A mis padres, a mis hermanos, a todos los que me ayudaron. Vengo de un sitio, Alcobendas, muy alejado de estos sueños. Allí veía el show". Y hasta el teatro Kodak ha llegado. Recordó la importancia de defender este arte, el cinematográfico, que está por encima de lenguas, y ya en castellano, remató sus 45 segundos de discurso, recordando a todos los que le ayudaron. "Y a los actores de España".



El premio le llegó de cinco ganadoras del premio de la academia: Eva Marie Saint, Tilda Swinton, Goldie Hawn, Whoopie Goldberg y Anjelica Huston, que fue la encargada de presentar a Cruz: "Bajo tu belleza se esconde el alma de una auténtica cometa", antes de decirle en español: "Muchas felicidades".


Su María Elena, la mujer neurótica por amor, fue uno de los más alabados personajes en la alfombra roja, la entrada al teatro Kodak que si el año pasado burbujeaba a favor de Javier Bardem, en esta edición estaba rendida a los pies de la madrileña. La primera en llegar fue Isabel Coixet, que la dirigió en Elegy, junto a los productores de Vicky Cristina Barcelona. "A mí me parecen de gran valor sus actuaciones, su paciencia en la promoción...". Weinstein recordó que llevan doce años como amigos "y tienen tanta suerte en España con ella...". Y confesó: "El cine también debería estarle agradecido".

El grupo de apoyo sentimental lo formaban Goya Toledo y Luis Alegre, sus mejores amigos, junto a su madre, Encarna Sánchez, y sus hermanos Mónica y Eduardo Cruz. "Vamos a gritar, a llorar. Es un ángel, y se lo merece", decía Toledo, mientras Alegre gritaba "Vamos, Penélope". Sus hermanos iban "con la piel de gallina", confesó Mónica. "Estamos muy felices, es un día especial, la segunda nominación...". Su madre apenas contenía las lágrimas, antes de que al recibir la estatuilla soltara las emociones. "Tiene un algo más indescriptible que la diferencia de los demás. Es la amiga soñada", remató Alegre, a quien le siguió sir Ben Kingsley, el compañero de Cruz en Elegy. "Siempre concentrada, siempre dando lo mejor. Soy muy afortunado al haber trabajado con ella. Vengo con mi mujer y ella es tan fan como yo de Penélope".

Sus contrincantes, Taraji P. Henson (El curioso caso de Benjamin Button), Viola Davis (La duda) y Amy Adams (La duda) sólo tuvieron palabras amables para ella. Una arisca Marisa Tomei (El luchador) rechazó comentar el trabajo de Penélope, cosa que sí hicieron Angelina Jolie y Kate Winslet. Ambas pararon para dejar claro su apuesta por el talento de Cruz, por un premio, el de la gala, y que corona una increíble carrera de galardones.

En la alfombra roja, Cruz, que iba perdiendo la voz, confesó haber dormido bien, se mostró concentrada en divertirse y esperó disfrutar de la gala. Sabía de qué hablaba, porque hace dos años ya compitió, aunque como actriz protagonista, con Volver, de Pedro Almodóvar.

No sólo los cineastas se volcaron con la actriz. El tenor Plácido Domingo apuntó: "Penélope nunca se ha dejado ningunear. Es versátil, no se ha dejado manipular. Es una artista y no ha caído en la trampa de convertirse en actriz hollywoodiense". Y el modisto Valentino la definió como "una mujer sensacional, llena de glamour, y esta noche vamos a oír hablar de ella". Esta mañana, en Alcobendas, es probable que otra niña piense que los sueños se pueden hacer realidad.

Pedro Almodóvar declaró al conocer la noticia: "El Oscar de Penélope es el triunfo del talento, la ambición, la tenacidad, y unas dotes extraordinarias para la comedia. Y del valor de una actriz que se lanza de cabeza y sin paracaídas, con papeles muy arriesgados, a veces sin contar con apoyaturas dramáticas suficientes, como es el caso de la película de Allen, que ella suple con gracia, corazón y carisma. He llorado de alegría cuando he escuchado su nombre".

domingo, 22 de febrero de 2009

Los Spirit Awards también premian a Pe



Penélope Cruz se llevó el triunfo en su categoría como actriz secundaria con Vicky Cristina Barcelona. Ya sólo queda el Oscar. En su discurso agradeció no sólo la ayuda del resto del reparto, sino que se definió como "una privilegiada". "He podido trabajar con Woody Allen, un auténtico símbolo del cine indie". Como el resto de los ganadores, usó su turno de palabra para reírse un poco y bromear con las enfermedades de Allen descubiertas en el rodaje. El trabajo del neoyorquino fue recompensado con el galardón al mejor guión.

Aunque la gran estrella fue Mickey Rourke, que ganó el galardón al mejor actor, derrotando entre otros a Javier Bardem. Rourke empezó nombrando a Eric Roberts, presente en la sala, que según él es el mejor intérprete que ha visto en su vida: "Si hay en esta sala un cineasta, que lo contrate ya". Después recordó a su perro recientemente fallecido y entró a continuación en una locura de charla y agradecimientos que le llevó más de cinco minutos en el escenario y que acabó con el micrófono roto y un "nos vemos mañana". Tom McCarthy, que se llevó a continuación el premio al mejor director con The visitor, confesó: "Debería acabarse aquí la gala, porque ¿qué decimos a continuación?".



La ganadora de la tarde fue El luchador (mejor película, protagonista y fotografía). Melissa Leo, concha de plata a la mejor actriz en el certamen de San Sebastián, fue la mejor intérprete con Frozen river y recordó, con bastante razón: "Esta película es la única de verdad que es indie esta tarde". En justa recompensa, su productora, Heather Rae, ganó el trofeo en su categoría. La francesa La clase obtuvo el premio a la mejor película extranjera y su director, Laurent Cantet, se puso nervioso en el escenario, hasta pedir perdón porque "esto no es lo que quería decir".

Otro que podría repetir en los Oscar es el cineasta James Marsh, que con Man on wire ganó en la selección al mejor documental. En cambio, James Franco, mejor secundario por Mi nombre es Harvey Milk -también mejor primer guión en los Spirit-, sólo irá de paseo al teatro Kodak.

Fuera, los fans gritaron tanto a la entrada como a la salida. Otra gran diferencia entre los Spirit y los Oscar es que los actores firman autógrafos a la entrada y a la salida. Penélope Cruz lo hizo, otros prefirieron pasar y algunas se volcaron con los aficionados, como Emily Page, que estuvo más de 15 minutos firmando. Es una gala más desenfadada -Alec Baldwin llegó conduciendo su propio automóvil, un Toyota híbrido- y, por tanto, con más gancho televisivo, con cineastas comiendo y jaleando a sus amigos. Veremos en unas horas si los Oscar llegan a esta altura.

El Octavo Pasajero- Programa 407- Segunda parte



Taquillas. Echemerides. Tema: I am a man, BSO Cadillac Records. Primera plana: noticias y trola. La musicas del Oscar.
Formats available: MP3 Audio (.mp3)

El Octavo Pasajero- Programa 407- Primera parte



Tema: Peter Gabriel, Down to Earth, Wall.E Novedades: Cadillac Records, Vals con Bashir, El luchador Tema:Jai Ho, BSO Slumdog Millionaire
Formats available: MP3 Audio (.mp3)

viernes, 20 de febrero de 2009

Slumdog millionaire, favorita en las apuestas de los Oscar


Las casas de apuestas por internet se van convirtiendo, año tras año, en el mejor barómetro para predecir quiénes serán los ganadores de la noche de los Oscar y, aunque también hay sorpresas, acostumbran a acertar con una gran puntería. Las empresas analizadas por El Periódico (Miapuesta, Bwin, Bet365 y Partybets) coinciden en líneas generales en sus pronósticos. El presente análisis se basa en las cantidades que se pueden conseguir apostando un euro por candidato.


Slumdog Millionaire es la gran favorita para convertirse en la mejor película del año (de 1,06 a 1,18) y su director, Danny Boyle, también encabeza la clasificación (de 1,08 a 1,17). El curioso caso de Benjamin Button (de 4,5 a 7) y David Fincher (de 4,75 a 7,5) se presentan como su principal rival, mientras que el resto de filmes y cineastas quedan, prácticamente, sin opciones.


La buena noticia para el cine español es que Penélope Cruz va camino de ser la primera actriz española que obtiene un Oscar (de 1,4 a 1,63). Pese a que, al principio, Marisa Tomei (de 5,5 a 7,75) parecía ser la única que le plantaba cara, en los últimos días, Viola Davis (la madre de La duda) ha subido enteros (de 3 a 4,5). Esta categoría es la más reñida porque, a la vista de las cifras, estas tres actrices se lo disputan. Algo parecido ocurre en el apartado de mejor actriz. Kate Winslet (de 1,35 a 1,50), Meryl Streep (de 3,8 a 5) y Anne Hathaway (de 5,5 a 7,5) están a muy poca distancia, aunque la protagonista de The reader arranca con ventaja.

Los premios masculinos están más claros. Mickey Rourke (El luchador) es el principal candidato (de 1,4 a 1,6), pero solo Sean Penn le pisa los talones (de 2,55 a 2,75). El resto prácticamente no cuenta. Pero si hay un premio que parece indiscutible es el del fallecido Heath Ledger (el Joker de El caballero oscuro) que se paga a cifras ridículas (de 1,005 a 1,01). Nadie se hará rico apostando por él. Otra estatuilla que podría tener dueño es la de filme animado, que sería para Wall.e por la que también se ganan cifras insignificantes.


En otras categorías (no recogidas en el cuadro adjunto) cabe destacar que el documental de animación israelí Vals con Bashir va camino de la victoria final y que El curioso caso de Benjamin Button tampoco se iría de vacío, ya que obtendría, al menos, dos galardones técnicos (maquillaje y efectos especiales), mientras que Slumdog millionaire sumaría a su valioso botín, entre otros, el de mejor guión adaptado.



La depresión económica elimina de la gran noche de Hollywood fiestas y regalos



Unas lonas negras esconden la instalación de la alfombra roja de los ojos de los turistas en Hollywood Boulevard. Sólo en su acceso al teatro Kodak se puede observar algo de la obra, que en realidad no difiere en nada a ediciones anteriores: pérgola contra la lluvia, estatuillas gigantes, operarios tirando líneas de cable y afianzando las gradas para prensa y público... Sin embargo, el secretismo es palpable en cada uno de los actos previos a los Oscar de la Academia. Y más aún todo lo que implica el escenario del Kodak. La culpa la tienen la crisis y el descenso de audiencia televisiva.


Desde que se iniciaron los preparativos, la Academia ha apostado por el secretismo como arma contra la brutal caída de televidentes que ha sufrido la gala en los últimos años. En concreto, en la pasada edición sólo la vieron 31 millones de personas, y eso preocupa a Sid Ganis, presidente de la Academia, que ha asegurado en repetidas ocasiones que esta edición será diferente, todo sea para defender los 40 millones de euros que la cadena ABC paga a la Academia por la retransmisión de los premios. Sin embargo, las señales no parecen muy positivas. Por de pronto, desde la semana pasada se puede ver en la televisión y en los cines un anuncio de la gala dirigido por John Singleton que deja una sensación a videojuego de tercera. El presentador de la ceremonia, Hugh Jackman, aparece en un breve plano, y eso que el actor australiano es una de las apuestas del próximo domingo. Jackman ya ha asegurado que no hará chistes, que lo suyo no es la comedia, aunque sí cantar y bailar, y por ahí pueden ir los tiros. El protagonista de Australia tiene un premio televisivo Emmy por su labor como anfitrión de la gala de los Tony, los galardones del mundo del teatro; y sabe lo que es triunfar en un musical en Broadway.


De lo poco que han confirmado Laurence Mark y Bill Condon (director de Dioses y monstruos y Dreamgirls), los productores de los Oscars, es que no sobrepasarán las tres horas de duración. Y con 24 premios, homenajes aparte, queda muy poco tiempo para más.


No habrá discurso cómico inicial. Se han fusionado la interpretación de las tres canciones candidatas al Oscar, y por ello Peter Gabriel, autor de Down to Earth, de Wall-E, ha rechazado actuar, aunque sí estará en el patio de butacas. Puede que ese medley lo entone Jackman. Habrá también un vídeo realizado por Bennet Miller (Capote) y el escenario ha sido diseñado por David Rockwell, el arquitecto responsable del teatro Kodak, con una línea muy marcada por lo kitsch. Algunos presentadores no pasearán por la alfombra roja para aumentar la sorpresa de su salida al escenario, aunque, ya que entre los candidatos no hay mucho tirón para el público adolescente (al que, vistas las encuestas, no le ha hecho mucha gracia el ninguneo a El caballero oscuro) sí estarán en el show Robert Pattinson (Crepúsculo) y Zach Effron (High school musical).


La crisis también ha alcanzado a las fiestas, reducidas a la mínima expresión. Ni Paramount ni Warner celebrarán sus tradicionales homenajes a sus candidatos. Sony Classics ha reconvertido su festejo en una cena en el restaurante Celloni's. No habrá bolsa con regalos de cortesía en casi ninguno de los saraos hollywoodienses. Agencias de representantes como William Morris han decidido anular sus recepciones, mientras que otros las han trasladado desde clubs y restaurantes a las casas de los jefes (como CAA o Endeavou). Nadie quiere aparentar de más cuando los datos económicos ofrecen pocas alegrías a la clase media estadounidense. También serán los primeros Oscar de Barack Obama como presidente, pero estos días poca gente lo recuerda. Poca, excepto un tío Sam afroamericano que arrastra una silueta de cartón de Obama a tamaño natural y que se deja fotografiar por un puñado de dólares a la puerta del teatro chino de Grauman. Otro que se suma a la fauna habitual de marilyns, batmans, king kongs y capitanes Sparrow



EL LECTOR


Una vez vista El Lector me reafirmo en que este año la carrera por el Oscar está muy devaluada. No entiendo por qué motivo películas que no pasan de correctas consiguen tantos premios y/o nominaciones.

El Lector sigue la línea del Stephen Daldry de Las Horas. A mi aquella película no me convenció y esta tampoco. La encuentro muy fría y con algunas cosas del argumento que me parecen pilladas por los pelos. Tampoco creo que en pantalla se muestre o se explique de manera efectiva el enamoramiento entre la mujer madura que interpreta Kate Winslet y el chico que descubre el primer amor y el sexo.

Otros detalles del argumento no serán desvelados por mí. Solo comentar que la película muestra hasta que punto la ignorancia puede sentirse como una culpa inconsolable o como de esa misma ignorancia algunos saben sacar provecho en determinadas situaciones.

Es una de esas películas que se hacen pensando en el Oscar pero, francamente, no me emociona nada de ella, salvo la parte final, media hora de las dos que dura; tampoco Winslet me conmueve como en otros trabajos, sin ir más lejos en Revolutionary Road está mucho mejor. Y a pesar de su factura me deja un regusto a telefilme poco habilidoso.

De manera que, visto lo visto, me da igual quien gane el Oscar y creo que la película que más se lo merece es Benjamin Button, maquillaje que por cierto está a años luz del de El Lector.


sábado, 14 de febrero de 2009

El Octavo Pasajero- Programa 406- Segunda parte



Doble o churro. Primera plana: Noticias y trola. DVD. Grandes finales del cine: Braveheart.
Formats available: MP3 Audio (.mp3)

El Octavo Pasajero- Programa 406- Primera parte



Tema: Seal, A change is gonna come. Novedades: Nick y Norah, El lector, Slumdog Millionaire. Tema: AR Rahman, Maya, O ' Saya. Taquillas. El chiste.
Formats available: MP3 Audio (.mp3)

SLUMDOG MILLIONAIRE


A falta de ver El Lector me parece que este año los Oscar se han decantado por películas sobrevaloradas. No quiero decir que sean malas películas, aunque alguna me parece bastante floja, pero no creo que estemos ante ninguna peli que merezca un gran reconocimiento.

El éxito de Slumdog Millionaire es comprensible: cuenta una historia de superación, de amor, de muerte. Lo hace a ritmo de vídeo clip, con una estructura narrativa interesante, pero no me parece ni la mejor peli de Danny Boyle ni tan buena como para premiarla tanto.

Slumdog M. es la historia de un chico pobre de Bombay que empieza la película interrogado por la policía. No es posible que alguien como él, que ni sabe leer, pueda acertar tantas preguntas en el concurso ¿Quién quiere ser millonario?. Pero a lo largo de la película descubriremos el motivo de ese éxito a la vez que conoceremos su historia personal, la realción con su hermano y con una chica llamada Laktika.

La película no escatima los momentos dramáticos y ofrece una mirada de la India bastante demoledora, tanto en la violencia de sus gentes como en el brutal contraste entre los barrios de chozas y los rascacielos. A la vez nos ilumina con el aspecto más espiritual y bullicioso de este país.

A mi la peli me recuerda por momentos a Ciudad de Dios, me entretiene, tiene momentos de gran cine, pero no me llega demasiado ni sería la película de mi vida.

miércoles, 11 de febrero de 2009

EL DESAFIO: FROST-NIXON


La figura de Nixon y los hechos que le llevaron a ser el único presidente de EEUU que presentó su dimisión son un tema jugoso y muy interesante para el cine, el teatro o la literatura.
Si hace años Oliver Stone volcó toda su energía en retratar al hombre que se escondía detrás de las muecas o de las grabaciones, Ron Howard nos muestra como un periodista se propuso lo mismo en unas históricas entrevistas.

El desafío: Frost-Nixon se plantea como un combate de boxeo; de hecho la realización incide en ello presentando los entrenamientos, los previos y el gran combate. Dos adversarios muy diferentes frente a frente, cada uno con sus objetivos, y con algún que otro punto de contacto a pesar de todo.

La película habla de política, de periodismo, pero también de las personas. Frost es un periodista infravalorado por sus colegas por no hacer periodismo serio y que busca el reconocimiento general. Puede verse también la película como una defensa del periodismo de antes, del que busca la entrevista sincera, que los personajes se expliquen y cuenten cosas. Un periodismo que no estaba reñido con el éxito económico, por cierto.
Nixon es el político denigrado, el segundón, nunca querido, que desea precisamente explicarse, dejar de mentir. El retrato de Anthony Hopkins en Nixon era más histriónico pero tenía esas mismas obsesiones.

Ron Howard recoge la obra de teatro y la traslada con soltura a la pantalla de manera casi periodística, a modo de falso documental, pero está claro que su gran baza es ceder todo el protagonismo a sus dos principales actores. Martin Sheen y Frank Langella componen personajes creíbles y protagonizan unos cara a cara muy interesantes.

Tal vez el problema de esta peli sea su corrección, es decir, me parece más interesante sobre el papel que una vez vista, como si le faltara algo de garra. Howard y sus guionistas no juzgan a Nixon o a Frost, intentan mostrarlos sin cargar las tintas, y a lo mejor ahí radica que esta película, a mi juicio, no pase de ser una buena propuesta pero no excelente.

lunes, 9 de febrero de 2009

Penélope Cruz también triunfa en Londres


Las expectativas de hacerse con la estatuilla dorada se multiplicaron anoche para Penélope Cruz cuando recibía el Premio Bafta a la mejor actriz de reparto por Vicky Cristina Barcelona. Los galardones británicos del cine, considerados la antesala de los Oscar, acabaron decantándose por la María Elena que interpreta la española en la película de Woody Allen, que hace una semana le reportara el tercer Goya de su carrera. El grueso de las quinielas, y también de la crítica anglosajona a ambos lados del Atlántico, la tienen como favorita en la cita con la academia de Hollywood dentro de dos semanas.

A sus 34 años, Cruz ha sido candidata a todos los grandes premios de una temporada que arrancaba con los Globos de Oro, gracias a su personaje de una temperamental artista en la película de Woody Allen. Hasta ahora, en su camino siempre acabó por interponerse el mismo obstáculo, su colega la británica Kate Winslet, sólo que ahora competía en la categoría de actriz principal, al igual que en los Oscar.

En la cita de Londres, la española tenía como contendientes a Tilda Swinton (Quemar después de leer), Freida Pinto (Slumdog millionaire), Amy Adams (La duda) y Marisa Tomei (El luchador). Las dos últimas volverán a ser sus rivales en la lucha por conseguir la estatuilla de Hollywood.

Todas desfilaron anoche por el escenario de la Royal Opera House, en Covent Garden, junto al grupo de estrellas que encabezaba el dúo Brangelina, o, lo que es lo mismo, Brad Pitt y Angelina Jolie. Ambos defendían sendas candidaturas por sus respectivos personajes protagonistas en El curioso caso de Benjamin Button y El intercambio, una escena que reeditarán en el Kodak Theatre de Los Ángeles el día 22. Porque los Bafta parecían en esta edición una réplica de la liza de los Oscar, al coincidir en ambos casos las cinco películas seleccionadas. El filme protagonizado por Pitt igualaba en número de candidaturas a Slumdog millionaire, aunque este último se imponía en las predicciones también frente a El desafío: Frost contra Nixon, The reader y Mi nombre es Harvey Milk.


El Octavo Pasajero- Programa 405- Segunda parte



El chiste. Echemerides. Primera plana: premios Goya, noticias y trola.
Formats available: MP3 Audio (.mp3)

sábado, 7 de febrero de 2009

Bronca y rectificación de Christian Bale


Christian Bale montó una bronca monumental durante el rodaje hace unos meses de Terminator Salvation. El blanco de su ira fue un director de fotografía que arruinó una escena y el incidente fue grabado y reproducido por todo el mundo.

El actor, consciente del follón que se ha montado, ha llamado personalmente a un programa de radio (Kevin and Bean) para disculparse y ha confesado que ha sido una semana horrible por todo lo sucedido.

Kate Winslet reina en Berlín


La actriz Kate Winslet ha reinado sobre la Berlinale con 'The Reader' ('El lector'), la historia de amor y vergüenza de una ex celadora de Auschwitz que se ha exihibido en el festival. El desfile de aspirantes a los Osos ha dejado además la divertida sorpresa de un Sergi López convertido en papá de un bebé volador.

El personaje de Hanna Schmitz, la mujer capaz de avergonzarse de su analfabetismo pero no de haber seleccionado qué presas debían morir en el campo nazi, sobrecogió a un Berlín ansioso de recibir a Winslet, tan inmensa en la pantalla como en persona.

"Mi responsabilidad ante ese papel era dar con el equilibrio necesario para interpretar a una mujer capaz de amar y de expresar ternura, y también de haber estado entre ese personal de selección", explicó Winslet, receptora de la primera ovación de esta Berlinale.

"No es una película sobre el Holocausto, sino sobre sus consecuencias y el impacto de éstas en la generación siguiente", matizó el director Stephan Daldry sobre su filme, basado en el 'best-seller' de Bernard Schlink y con cinco nominaciones a los Óscar, entre ellos la correspondiente a Winslet.

Jude Law se convierte en mujer



Jude Law, uno de los hombres más atractivos del panorama cinematográfico, aparecerá en su próximo trabajo convertido en una mujer. Se trata de la película 'Rage', dirigida por Sally Potter, donde el actor se mete en la piel de una bella modelo que se va deteriorando con el paso del tiempo. Para ello, Law, se ha sometido a durísimas sesiones de maquillaje y peluquería, pero el esfuerzo ha merecido la pena, según podemos comprobar en la imagen. Esta no es la primera vez que Selly Potter traviste a alguien en sus películas. Ya lo había hecho antes con Tilda Swinton en 'Orlando'.

viernes, 6 de febrero de 2009

EL CURIOSO CASO DE BENJAMIN BUTTON


Curiosamente el año en el que Gus Van Sant está nominado por su película más comercial también lo está David Fincher con su propuesta pensada para agradar a todos los públicos. Es como si los que en su día fueron directores rompedores con el paso del tiempo se hubieran domesticado y se acercaran a los que en su día fueron sus referentes.

El curioso caso de Benjamin Button se ha comparado, inevitablemente, con Forrest Gump; no es casual que compartan guionista y que ambas tengan esa defensa de la diferencia, la inocencia, el vivir la vida sea cual sea la situación, tener la fuerza de cambiar el ritmo de nuestra existencia. La película recuerda en muchos momentos a la de Tom Hanks e incluso tiene alguna secuencia que otra que recuerda a Amelie pero plantea su propio discurso, que en todo momento se ve venir, pero que no por eso resulta menos interesante y emotivo.

Que duda cabe que Robert Zemeckis enfatizaba más ciertas partes de la historia de aquel bobo maravilloso, recurriendo a muchos de los trucos que hacen el cine grande. Fincher se esfuerza por vestir su película de suntuosas texturas humanas y físicas, de dotar de carisma y cariño al Button anciano y el joven, de darle una entidad que le permita relacionarse con el resto de personajes. Estos secundarios, los pequeños momentos que el guión les ofrece, son de lo mejor de la peli.
Evita en buena medida los momentos más numereros, no los exagera y a lo mejor, en mi opinión, en algún momento no le vendría más una mayor intensidad y menos metraje. A pesar de esto es una muy buena película y que me emociona en un par de momentos, que no es poco.

Si la interpretación de Brad Pitt merece destacarse, es justo hacerlo, también debe aplaudirse el trabajo extraordinario de Cate Blanchett, más Kate Hepburn que nunca.

Pero por encima de todo, creo que la película pasará a la historia por el excelente trabajo de maquilladores y técnicos que hacen posible las diferentes edades de los personajes, convertir a Blanchett en una jovencita o recuperar al Pitt de Thelma & Louise.

Day-Lewis y Benicio del Toro, jesuitas con Scorsese

El director Martin Scorsese ya había anunciado que en cuanto acabara el rodaje de Shutter island, un thriller que se desarrolla a mitad de los años cincuenta con Leonardo DiCaprio y Ben Kingsley, empezaría la preparación de Silencio, un drama sobre dos jesuitas ambientado en el Japón del siglo XVII. Pero siempre había mantenido que sería una producción de muy bajo coste, para filmar a finales de año en Nueva Zelanda, justo después del estreno de Shutter island.

Sin embargo, tendrá dos actores de lujo -con sus correspondientes emolumentos millonarios- encabezando el reparto, Daniel Day-Lewis y Benicio del Toro, como confirmó el puertorriqueño el martes en Barcelona. Scorsese también quiere contar con el mexicano Gael García Bernal. Silencio está basada en una novela homónima del escritor japonés Shusaku Endo, fallecido en 1996. Los personajes centrales son dos jesuitas portugueses que han de enfrentarse a la violencia contra ellos cuando viajan a Japón para localizar a su mentor y de paso divulgar el Evangelio.

Silencio es un proyecto que Martin Scorsese lleva intentando sacar adelante desde hace más de una década, y que le volverá a reunir con Daniel Day-Lewis tras Gangs of New York y La edad de la inocencia.

 

jueves, 5 de febrero de 2009

'Camino' regresa mañana a las salas de Catalunya con 18 copias

La película triunfadora de los Goya, Camino, regresará mañana a los cines de Catalunya con 18 copias. Hasta ahora solo se podía ver en un cine de Barcelona. Distribuidores y productores confían en que los seis galardones que amasó el filme de Javier Fesser --incluidos los de mejor director y mejor película-- sean un imán para atraer al público. Hasta ahora, la cinta ha cosechado unos más que discretos datos de audiencia (unos 200.000 espectadores en toda España). Sumando todas las autonomías, el número de copias ascenderá a 125 (118 nuevas, que se suman a las 7 que ya había).

El primero en confiar en el efecto Goya fue el director de Camino. Tras la entrega de las estatuillas, Fesser pidió a los espectadores que acudieran a los cines para ver películas españolas, que son las que mejor cuentan las historias cercanas. "Ver una película buena por siete euros es un regalo", comentó.

El efecto Goya ya demostró su eficacia el año pasado. Tras conquistar el premio a la mejor película y al mejor director, La soledad regresó a los cines, de los que ya había desaparecido. En solo un fin de semana, el filme dirigido por Jaime Rosales (Tiro en la cabeza) consiguió 17.000 espectadores, casi la mitad de los que había amasado desde que se estrenó hasta que se despidió de las salas. En muchos cines de Madrid, por ejemplo, ocurrió algo que cada vez se ve menos: el público aguantó enormes colas para conseguir las entradas.

Camino está protagonizada por Nerea Camacho (Goya a la actriz revelación), que interpreta a una niña que sufre cáncer y cuya madre (Carme Elías, Goya a la mejor actriz) está obsesionada por su adhesión al Opus Dei. El papel de cura recae en Jordi Dauder, que también se llevó el Goya al mejor secundario.

La Berlinale abre con un 'thriller' sobre la crisis financiera mundial

Este año participan en la sección a concurso dos cineastas alemanes --Hans-Christian Schmidt y Maren Ade--, tres británicos -Stephen Frears, Sally Potter y Peter Strickland--, tres franceses -Bertrand Tavernier, François Ozon y Rachid Bouchareb--, un polaco, una danesa, un griego y un sueco. También Tom Tykwer, director de la película que inaugura hoy la muestra, The internacional, y Costa Gavras, que la cierra dentro de 10 días con Eden is west, son europeos. En esta edición, además, se da la coincidencia de que hay una fuerte presencia de directores veteranos. Cinco de ellos superan o rondan los 70 años.

Por otra parte, como ha dicho Kosslick, los filmes a concurso abordan "tristes evidencias de las condiciones de vida en nuestro mundo globalizado". Protagonizada por Clive Owen, la cinta que hoy se presenta rastrea el dinero que financia las guerras y el terrorismo, mientras que la de Costa-Gavras habla de inmigrantes ilegales en la Unión Europea; en Storm, Schmid recrea el juicio de un criminal de guerra serbio en La Haya; y La teta asustada, de Claudia Llosa, recuerda a todas las mujeres que han sufrido el terror de la historia reciente de su país. La cineasta es peruana pero la película no, es la única española a competición en la Berlinale.

También Solo quiero caminar, de Agustín Díaz-Yanes; Coyote, de Chema Rodríguez; Ander, de Roberto Castón; la coproducción El niño pez, de Lucía Puenzo; y Dieta mediterránea, de Joaquín Oristrell, están presentes en la muestra.

La directora Isabel Coixet forma parte del jurado, presidido por la actriz Tilda Swinton, y en el que figura el escritor Henning Mankell .

miércoles, 4 de febrero de 2009

El nuevo look de Scarlett




Así apareció durante la presentación de su última película, I'm just not that into you




Y de regalo, este bonito tema que algunos "amigos" me han pasado.

lunes, 2 de febrero de 2009

Premios Goya 2009: el análisis



Pese a quien pese Camino es sin duda la gran triunfadora de una gala que de nuevo se emitió en falso directo y en domingo. ¿Por qué motivo se cambió del sábado al domingo? Misterio. Tan grande como el que provoca que en una gala con retardo de 30 minutos no se eviten los tiempos muertos (escaleras parriba y pabajo, discursos que no interesan a nadie)

La gala sigue buscando la agilidad aunque eso hace que se convierta poco más que en un trámite. Ya puestos, que lean los premiados y ya está. Siguen también empeñados en el humor, en esta caso de mano de Carmen Machi, señora que será lo que queráis pero que a mi no me convence en nada. No tiene gracia.

Lo más divertido fueron Coronado y Santi Millán, los Muchachada y la pareja Bayona-Vigalondo.



A nivel de realización lo mismo de siempre, soso y tópico. ¿Por qué no se nos muestra lo que pasa detrás del escenario o las comparecencias de los premiados ante la prensa? Seguro que es más interesante.

En cuanto a los premios, estoy contento, más que nada porque Camino me parece como película la mejor de las nominadas de largo. Me parece fantástico que se reconozcan sus méritos cinematográficos (actores, guión, director) y su discurso en una España que como dijo Jordi Dauder aún tiene muchos fanáticos por ahí sueltos. Los premios seguramente harán que más gente descubra una de las películas más conmovedoras y aterradoras del año.

Las grandes derrotadas: Los girasoles ciegos y Solo puedo caminar (las nominaciones a Los crímenes de Oxford ya me parecían una anécdota) Tal vez la segunda merecía más.

Me sorprenden los premios a El truco del manco, a un señor que se interpreta a sí mismo…

Y el montaje que pusieron del Goya de Honor, Jesús Franco, aún me hace entender menos por qué este señor recibe un homenaje.

En fin, está claro que el cine español sigue siendo diferente.

CAMINO triunfa en los Goya



"Camino" ha sido esta noche la gran ganadora de los Goya al lograr 6 de las 7 estatuillas a las que era candidata, incluidas las de mejor director y película, mientras que "Los Girasoles Ciegos" sólo se llevó uno de los 15 a los que optaba en una gala en la que Penélope Cruz y Benicio del Toro han sido las estrellas.

"Camino", en la que Javier Fesser se aproxima al Opus Dei a través del duro relato del cáncer de una niña, comenzó su carrera al palmarés al obtener el primer premio de la noche, el que se llevó Jordi Dauder como mejor actor de reparto, en una gala transmitida por TVE con más de media hora de retardo.



El siguiente que logró fue para Carme Elías, a la mejor actriz, quien recordó que lo más importante en su oficio, como decía José María Rodero, "es persistir y tenía razón porque apareció Fesser con un guión valiente, inteligente" y se lo ofreció a ella.


Luego le llegó el turno a Nerea Camacho, que se alzó con el premio a la mejor actriz revelación, y ya todo hacía presagiar que "Camino" no se iba a parar ahí.




Cuando Fesser subió por primera vez al escenario, a recoger el Goya de Mejor Guión Original, apuntó que se trataba de una historia en busca de la verdad, que "indagando en la realidad" halló "decenas de testimonios de gente maravillosa atrapada injustamente en una institución llamada Opus Dei" y al recoger el de mejor dirección reconoció que no estaba ahí "por ser muy listo sino por tener mucha suerte" y rodearse de los mejores.

José Luis Cuerda sólo pudo subir al escenario en representación de "Los Girasoles Ciegos" a agradecer el premio al mejor guión adaptado, compartido con el fallecido Rafael Azcona, y lo hizo cuando ya había perdido todas las opciones en siete categorías, incluida la de mejor actriz, a la que era candidata Maribel Verdú.

Penélope Cruz ganó su tercer Goya, después de "La niña de tus ojos" y "Volver". "Soy muy fan de Woody Allen y el hecho de que me premien por una película española dirigida por él me hace muy feliz", aseguró al subir al escenario, desde el que recordó el trabajo de su amiga Goya Toledo y el de "dos genios del cine español que nunca vinieron a recoger los suyos: Rafael Azcona y Fernando Fernán Gómez".




La otra gran perdedora fue "Sólo quiero caminar", que se llevó sólo un Goya (a Paco Femenía en el apartado de fotografía) de los 11 a los que optaba, mientras que "El truco del manco", dirigida por Woulfrank Zannou, que era candidata a tres, hizo pleno.

Juan Manuel Montilla "Langui", con una severa discapacidad motora, tuvo que subir, con un gran esfuerzo, dos veces las escaleras hasta el escenario por su canción original para esa película.

La primera vez, en la que salió acompañado del coautor de la música, Woulfrank Zannou, dijo que no quería reivindicar nada pero que "estas cosas", en alusión a los peldaños, "son las que hacen que nunca puedan ser autosuficientes" y la segunda, para recoger el premio al mejor actor revelación, que agradecía a sus padres que le hubieran hecho tan fuerte y que le digan que tiene "los andares más bonitos del mundo entero".
El padre de Zannou, "venido de Kenia hace muchos años", fue otro de los personajes de la gala, enfocado cuando su hijo ganó también el premio a mejor dirección novel también.

Benicio del Toro, premio a la mejor interpretación masculina por "Che, el argentino", "una película que es muy importante que se vea en Estados Unidos", quiso compartir su premio con todos los candidatos y prometió que vería todas sus actuaciones.



Ha sido también la noche de los agradecimientos a los pueblos, que comenzó Roque Baños, el ganador por la mejor música original por "Los crímenes de Oxford" -3 Goyas de los 6 que optaba-, con su homenaje a Jumilla continuó con el de Nerea Camacho por "Camino", a Balanegra (Almería).

El Goya de Honor, concedido al cineasta Jesús Franco en esta XXIII edición, porque, como recordó Santiago Segura, "ha hecho de todo menos rendirse", fue acogido con un aplauso de más de un minuto.

Franco dio las gracias a la Academia, "de verdad, y encantado", y pidió apoyo para las "4.000 chavalas y chavales que están con su corto buscando a alguien que les ayude a hacerlo".

La presidenta de la Academia de Cine, Ángeles González-Sinde, ha subrayado este año en su discurso que "corren tiempos difíciles para todos", pero que el cine ha estado "siempre en crisis", y ha exhortado a la industria "a pelear sin perder la fe en el futuro".



domingo, 1 de febrero de 2009

Premios Goya 2009: la alfombra verde

Belén Rueda

Leonor Watling y Jorge Drexler

Paz Vega: vestido rosa palo de corte imperio

Ariadna Gil

Penélope Cruz, de Chanel.

Verónica Echegui, protagonista de 'El patio de mi cárcel', ha sido una de las primeras estrellas del cine español en aparecer sobre la alfombra verde del Palacio de Congresos de Madrid.

Goya Toledo, con un traje color champagne

Clara Lago, protagonista de El juego del ahorcado

María Botto, muy discreta