sábado, 30 de enero de 2010

NINE

No está tratando nada bien ni la crítica ni el público ni los premios a la última película de Rob Marshall. Juega en su contra que tal vez no es un musical tan conocido como Chicago o no ser una película basada en un éxito de ventas como Memoria de una Geisha. La verdad es que Nine no es un musical tan festivo como, pongamos por caso, Mamma Mia!, su base es el bloqueo creativo de un director que busca repetir los éxitos de antaño. La película habla de frustración, de errores, pero también de superación, de talento.



Nine tiene a un reparto excelente al que Mashall a lo mejor debería haberle sacado más partido. Viendo la película, uno se queda con ganas de más, especialmente de ver más a Marion Cotillard, o a Fergie. Supongo que estaba en el original pero igual que ese material tuvo que adaptarse al cine, el director debería haber visto que los momentos que ambas protagonizan se convierten fácilmente en lo mejor de la película. Sus momentos son grandes, por intensidad, por poderío, por emoción. Por el contrario, hay otros momentos más discretos y números musicales que no acaban de hacer justicia a por ejemplo lo que Nicole Kidman demostró en Moulin Rouge.

Tal vez ese sea el problema de Nine, una gran distancia entre los mejores momentos de la película y el resto, que no es que sean malos, pero les falta algo, tal vez un poco de genio, de magia, de ese espíritu felliniano que está en casi cada plano de la película en forma de fachada pero pocas veces en forma de verdad.



Si Chicago era la filmación de un musical en su esencia, Nine es más de lo mismo pero menos efectivo. Marshall filma los números musicales como si el público del cine estuviera en un teatro y lo que se ve en pantalla sucediera en el escenario. ¿Por qué no romper esa barrera y meter la cámara entre los bailarines?

A pesar de toda la película muestra un cuidado por la imagen notable y la gran mayoría de números musicales convencen. Las reticencias hacia Penélope Cruz, tan habituales, deberían desaparecer al ver su número musical, las manías hacia Kate Hudson y sus insulsas comedietas también ante su “Cinema Italiano”.

Si tuviera que quedarme con algo, lo dicho, la intensidad y fragilidad de Marion Cotillard y la cálida voluptuosidad de Fergie.



Género: Musical .
Director: Rob Marshall
Intérpretes: Daniel Day-Lewis, Judi Dench, Kate Hudson, Marion Cotillard, Nicole Kidman, Penélope Cruz, Sofia Loren y Stacy Ferguson.
Nacionalidad y año de producción: EE.UU.
Duración: 112 min.
Fecha de estreno: 22 / 01 / 2010.

No hay comentarios: