martes, 26 de enero de 2010

UP IN THE AIR

Jason Reirtman es un tipo con suerte. Con solo tres películas ha conseguido lo que muchos directores no logran en toda su carrera: el aplauso de la crítica y el favor del público. Su último trabajo es Up in the air, película que casi desde su estreno americano nos han vendido como la gran película del año. Seguramente buena parte de ese fervor por esta historia agridulce viene del carisma de su protagonista, un George Clooney que no deja de ser encantador ni aunque esté despidiendo a un padre de familia.


El punto de partida es interesante y muy en sintonía con estos tiempos que vivimos. Clooney casi es un personaje de una peli de Michael Moore, un tipo al que contratan las empresas para que despida a sus empleados y así no mancharse mucho las manos. Nuestro hombre se pasa la vida volando, en aeropuertos, en las salas de reuniones de las empresas, en hoteles… No tiene vida, su vida es su trabajo y parece que le va bien. Pero un buen día le ponen a una compañera, conoce a una mujer casi más viajera que él y se plantea su existencia.

Como veis, el arranque es bueno pero no hay que ser muy listo para ver por dónde van a ir los tiros. Clooney es una especie de House viajero, un gruñón con una visión de la vida pragmática a su pesar y que en el fondo anhela lo que casi todos queremos. En este sentido, la peli no resulta demasiado original, tiene muchos elementos que ya hemos visto en alguna película o serie. Incluso la peripecia del personaje durante sus conferencias me recuerda a la del protagonista de Love Happens, por cierto interpretado por el protagonista de Gracias por fumar, también de Jason Reitman.

Pero, más allá del magnetismo de Clooney, imposible resistirse, del buen hacer de Vera Farmiga, de la brillantez de Anna Kendrick, me cuesta conectar con el tono de la película. A mi juicio, a pesar de las risas del público durante la proyección, la película es un drama con toques de comedia (que los hay) Creo que el director no acaba de definir el tono de la película y hay algunos momentos que no deberían tomarse como comedia.

Es una muestra de esta sociedad cada vez más deshumanizada en la que vivimos, en la que tan poco cuesta la vida (en este caso laboral) de la gente, en la que tantos tiburones sin escrúpulos se aprovechan de los despojos de la crisis. La película nos muestra que ese tiburón a lo mejor no está siempre tan contento pero francamente me pondré del lado de sus víctimas antes que del suyo. Pero es George Clooney. Y aunque sea un cabroncete le queremos igual.



Género: Comedia Dramática .
Director: Jason Reitman
Intérpretes: Amy Morton, Anna Kendrick, Danny McBride, George Clooney, J.K. Simmons, Jason Bateman, Melanie Lynskey, Sam Elliott y Vera Farmiga.
Nacionalidad y año de producción: EE.UU.
Duración: 109 min.
Fecha de estreno: 22 / 01 / 2010.

1 comentario:

sanpe dijo...

Ayer mismo me armé de valor y euros para ir a ver Up In The Air. Es el embrujo del Sr Clooney, que sólo con ver el trailer me había quedado prendado en las redes de su brutal carisma.

La peli, a mi gusta, funciona muy bien. Aunque comienza con tintes de comedia, a medida que avanza se convierte en un drama (más o menos ligero), pero sobre todo en una interesante reflexión acerca de la vida, las relaciones humanas y el trabajo. Tres pilares de la existencia humana, necesarios y antagónicos, de imposible compatibilización. Las peripecias de Clooney y su aprendiz sirven de excusa para que el espectador se pare a reflexionar sus prioridades y relativice la importancia de lo material.

Interesante y entretenida. Bien actuada. Sencilla. La verdad es que me gustó mucho, con el permiso del Sr. Cine :)

Bye

PD: Sugerencia músical para el programa: Porcupine Tree - Time Flies Radio Edit
http://www.youtube.com/watch?v=dRqZEU7jv7w