sábado, 13 de marzo de 2010

AL LÍMITE

Los héroes están cansados. Al menos los del cine de acción de los 80-90. Y el bueno de Mel Gibson no es una excepción pero si le tocan a su hija todos sabemos que el culpable ya se puede ir preparando, como les pasaba a los insensatos que secuestraban a la hija de Liam Neeson en Venganza, película que guarda alguna similitud con esta.

Pero las semejanzas con aquella película o con Rescate del mismo Mel Gibson acaban ahí. Al límite es una especie de híbrido entre peli de (poca) acción y trama en plan “teoría de la conspiración” que tampoco nos sorprende demasiado.

El problema de la película, que empieza más o menos bien, es que se va desinflando poco a poco, acaba siendo rutinaria y aburridota. Por más que Mel se esfuerce en parecer preocupado y se muestre cansado pero con cara de alguien tiene que hacerlo la película no ofrece muchas emociones.

1 comentario:

Belcebú dijo...

Pues yo ni le he notado el principio interesante. Me parece aburridísima y bastante soporífera. Ni el Sr. Gibson la salva.
Hacia el final, después de llevar en todo momento un ritmo digamos pausado, todo se acelera de mala manera. Para mi no hay por donde cogerla.