domingo, 7 de marzo de 2010

El pronóstico de Almodóvar para los Oscar: Avatar" "barrerá" y Penélope se irá sin premio

Pedro Almodóvar, que entregará el premio a la mejor película de habla no inglesa en los próximos Oscar, ha augurado que la cinta Avatar, deJames Cameron, "barrerá" en la ceremonia de este domingo, y que Mo'Nique (Precious) se alzará con la estatuilla frente a Penélope Cruz (Nine).

El director español ha hablado de sus impresiones ante la gala de los Oscar y explica que este año Holywood premiará "básicamente a la industria", y predice que, aunque Avatar no ha destacado en los premios de la crítica, "va a barrer en los Oscar".

Según el director de Volver, la estatuilla a la mejor película "lleva el nombre de Avatar'", porque en Hollywood "son muy sensibles a las películas que han dado dinero".

No obstante, en el Oscar a la mejor dirección "existe la convicción absoluta" en los medios estadounidenses de que irá a parar a la ex mujer de James Cameron, Kathryn Bigelow, directora de En tierra hostil, según Almodóvar, quien apunta que, de este modo, "premiarían por primera vez a una directora, que es algo que cuenta".

Penélope Cruz, ganadora del Oscar en 2009 por su papel en Vicky Cristina Barcelona lo tiene difícil para repetir este año con Nine, a juicio de Almodóvar, quien ve "inamovible" para el premio en esta categoría a la estadounidense Mo'Nique Precious.

Sobre el Oscar a la mejor película extranjera, Almodóvar opina que la cinta argentina El secreto de sus ojos "tiene muchas posibilidades", ya que para votar a esta categoría hay que demostrar haber visto las cinco películas que optan al premio, algo que solo hacen "los miembros mayores de la Academia, que tienen gustos más conservadores", lo que iría en detrimento de otra favorita, la alemana La cinta blanca.

El director español señala finalmente a Jeff Bridges como ganador del Oscar de mejor actor por Corazón rebelde, mientras que la favorita a mejor actriz, Meryl Streep (Julie & Julia), ha visto crecer la competencia de Sandra Bullock, que tras el éxito de The Blind Side ha pasado "de no ser ni nominable a competir directamente con Meryl Streep".

Almodóvar, que entregará este año el Oscar la mejor película extranjera junto a su colega Quentin Tarantino, ha confesado en la entrevista a TNT que accedió a esta invitación "un poco por vanidad", ya que sufre "muchísimo" por el efecto del "jet lag", pero ha añadido que no supo negarse, ya que es "verdaderamente insólito" que la Academia de Hollyood llame a directores que, como su es su caso, no tienen película en competición.

El director manchego irá a los Oscar "completamente liberado" de todo tipo de tensiones, y dispuesto a divertirse observando la alfombra roja, una experiencia que califica de "guirigay insoportable", sólo importante para "las revistas de moda, los que queremos cotillear" o para actores como George Clooney, "capaz de sobrevivir a 800 kilómetros de alfombra y seguir bromeando".

No hay comentarios: