lunes, 1 de marzo de 2010

La película ‘Un profeta’ triunfa en los premios del cine francés

Como candidata al Oscar a la mejor película extranjera, Un profeta, de Jacques Audiard, llegará el próximo domingo a la gala del cine norteamericano con una lustrosa carta de recomendación. La dura historia de un joven de origen magrebí que aprende entre rejas a convertirse en jefe de banda cosechó la noche del sábado nueve César, los premios que concede la Academia francesa.

La obtención del trofeo a la mejor película o al mejor director no fue ninguna sorpresa. Pero la Adacemia rompió moldes al entregar al joven protagonista, Tahar Rahim, no solo el César al intérprete revelación sino también al de mejor actor, recompensa para la que estaban nominados profesionales de la talla de Vincent Lindon, por su excelente papel en Welcome de un profesor de natación que enseña a un joven afgano a cruzar el canal de La Mancha.

Los dramas relacionados con la inmigración y la exclusión social en los suburbios de París acapararon el palmarés. Isabel Adjani ganó su quinto César por encarnar a una profesora desbordada por sus alumnos semidelincuentes en La journé de la juppe. Este papel en un filme modesto marca el retorno de Isabel Adjani, de 54 años, tras un largo período en dique seco.

El premio a la mejor película extranjera se lo llevó Gran Torino, de Clint Eastwood, que recogió su hijo Kyle Eastwood, autor de la música de los últimos filmes de su padre. Otra veterana estrella norteamericana, Harrison Ford, recibió un César por su carrera, entregado por Sigourney Weaver. La Academia rindió también un sentido homenaje Eric Rohmer, fallecido a principios de enero.

No hay comentarios: