viernes, 2 de abril de 2010

EL MAL AJENO

Estamos ya cansaditos de escuchar que el cine español siempre hace la misma película. Y también es un poco pesado que cuando alguien quiere hacer algo un poquito diferente le llueven los palos desde todas partes. El debutante Oskar Santos ha contado con un par de padrinos de excepción: la producción de Alejandro Amenábar y el guión de Daniel Sánchez Arévalo (Gordos) El riesgo de la propuesta merece la recomendación pero no sería nada sin la calidad que la película a mi juicio posee.

El mal ajeno es una historia de misterio o un drama con toques fantásticos, un poco en la línea de El protegido incluso en su tono. El protagonista es un médico que un buen día ve como el compañero de una mujer en estado prácticamente terminal se suicida delante de él. Desde ese momento el médico empieza a advertir ciertos cambios en su manera de tratar a los pacientes a la vez que ve como este hecho empieza a afectar a su propia familia.

Poco podemos desvelar del argumento sin desvelar alguna que otra sorpresa. La película atrapa desde el primer minuto gracias a una atmósfera muy lograda, con un uso efectivo de la cámara y la banda sonora. Es evidente que es una de esas películas en las que entras o no entras, que requiere del espectador un mínimo de esfuerzo. El buen trabajo de Eduardo Noriega otorga un valor añadido a la película y el desenlace, a veces el punto flaco de este tipo de propuestas, me parece acertado.

No hay comentarios: