martes, 27 de abril de 2010

MAS ALLÁ DEL TIEMPO



Las películas románticas, las de amor de toda la vida, suelen repetirse más que el ajo, tanto en argumentos como incluso en actores. Lo que no quiere decir que si se nos sirven los ingredientes que ya conocemos con gusto no disfrutemos del plato. Más allá del tiempo posee un planteamiento más original, no del todo, por supuesto, hay poco ya a estas alturas que inventar.

La película, filmada por el responsable de la entretenida Plan de Vuelo: desaparecida, nos cuenta una historia de amor que se desarrolla en distintas épocas pero con los mismos protagonistas. Por una anomalía genética, el personaje de Eric Bana viaja en el tiempo sin que pueda controlar el momento en que eso ocurre. Es así como un buen día conocerá a una niña que se enamorará de él y a la que reencontrará en otro tiempo. Vivirán así una complicada historia de amor en la que los caprichos del tiempo pondrán a prueba a los protagonistas.

Más allá del tiempo es una película que engancha desde el primer minuto y que se disfruta hasta el final. Emociona, intriga, divierte, gracias a un ajustado guión, que solo tiene un pequeño bache en su tramo central, y que cuenta con una pareja protagonista realmente destacable.
Es una de esas historias que me obligan de tanto en tanto a replantearme lo que estoy viendo, a pensar en las implicaciones de esos viajes en el tiempo y de las acciones de los personajes en cada época.
Al mismo tiempo la historia de la pareja tiene más de un momento emocionante de y que contribuyen a que el conjunto de la película funcione a diversos niveles.

No hay comentarios: