domingo, 2 de mayo de 2010

IRON MAN 2

Frente a los héroes torturados u oscuros de películas como Watchmen o El Caballero Oscuro, Tony Stark es otra cosa, el millonario chulillo que hace lo que le viene en gana sin importarle demasiado nada. ¿Tiene ganas de construirse una armadura y patear a los malos? Pues lo hace, y si es con sus propias manos mejor. Lo mismo se entretiene ligando con la tonta de su secretaria que charlando con Mickey Rourke en plan macarra ruso.

Iron Man es una de esas películas que no dejan prácticamente ningún recuerdo en mi memoria. Solo puedo acordarme de que mientras la veía la más grande indiferencia se apoderaba de mí y que las escenas de acción me parecían lo de siempre: ruidosas y del montón. Confiaba en que al menos Iron Man 2 fuera un poco más allá, es decir, sabiendo que sus autores no depararían nada bueno, al menos la peli debería ser un poco entretenida, tampoco pido mucho.
Para mi sorpresa, Iron Man 2 es una castaña de película, tan aburrida que parece mentira que sea una de esas pelis manufacturadas para gustar al público. Acción hay poca, y cuando la hay, bueno, lo mejor que puedo decir es que es confusa. Además parece que deben meter peleas a la fuerza y eso da lugar a alguna escena de lo más ridículo.

Ridículo es también el personaje que reservan al gran Sam Rockwell, un tipejo al que deberían abofetear cada vez que dice más de dos frase, que tipo más cansino. Y que cansino se hace también Robert Downey Jr., en plan, miradme, cómo molo o, qué lástima, mi corazón nuclear se está chamuscando.

Curiosamente lo mejor de la película acaba siendo la presencia (que no el papel) de Scarlett Johansson y Samuel L. Jackson.

3 comentarios:

rrey dijo...

No se... a mi la primera me gustó... como una peli "decente" para ver, entretenida sin más... Un respeto para Pepper Potts, que es lo mejor de la película, Gwyneth Paltrow :D

MrPix3l dijo...

hombe, la vi el otro día, y a mi si me parecio entretenida. Al nivel de la primera, pero sin el efecto sorpresa. Más de lo mismo.

Darío Fas Marín dijo...

Totalmente de acuerdo menos en la última frase, con un guión tan malo no resalta nadie...