lunes, 24 de mayo de 2010

Perdidos: The end.

Se acaba Perdidos y se acaba una cita semanal con una de las mejores series que ha dado la televisión. Cuando el cine ha perdido en su gran mayoría la capacidad de atrapar al espectador contando buenas historias la televisión se convirtió en el refugio de la buena ficción gracias a las peripecias de esos pasajeros atrapados en una isla misteriosa y que no han visto el final hasta hoy, seis temporadas después.

Desde su inicio Perdidos sorprendió por su estructura narrativa, por esa manera de presentarnos a los personajes, por su creciente misterio, sus incógnitas que aún hoy no todas han sido resueltas. Con una realización de altura, una banda sonora poderosa y emocionante, un reparto equilibrado, Perdidos se ganó a la audiencia en buena parte gracias a internet siendo maltratada por las televisiones españolas. Esas televisiones han querido esta madrugada ofrecer al público algo que nunca se ha hecho, una emisión casi simultánea con el pase en EEUU. Como podíamos esperar ha habido fallos, pero esa es otra historia.

Seis temporadas dan para mucho, es evidente que no todos los capítulos han sido buenos pero sí que creo que casi en cada uno había algún momento brillante, lo cual no es poco. Me cuesta encontrar una serie actual donde reconozca esa sensación. Creo que el hueco que deja la serie no será fácilmente cubierto. Pongamos el ejemplo de Twin Peaks, mítica serie ideada por David Lynch. Muchas series han recogido en cierto modo el testigo de aquella historia pero ninguna ha sido igual. Con el tiempo recordaremos Perdidos como lo que es, una serie extraordinaria a todos los niveles.

Hablar del final es hablar de reencuentros, de la vuelta a los orígenes, cuando en la serie importaban más los personajes que las tramas metafísicas. Ha sido un capítulo realmente emocionante porque todos los personajes se han reunido de manera brillante y han llegado al final del camino tal y como todo empezó. Era previsible que el final no iba a contentar a todo el mundo pero, a falta de una nueva visión, no todo es tan sencillo como parece. El desenlace deja camino abierto a las interpretaciones y los debates, como las buenas series.

Me quedo con los personajes, con esos montajes apoyados por la banda sonora extraordinaria de MG, con el carisma de los protagonistas y con ese plano final que no por esperado es menos bonito.

Los echaremos de menos.

3 comentarios:

rrey dijo...

Lo mejor es que ¡nos la han vuelto a colar! Todas las teorías generadas a final de la temporada anterior e ideadas al comienzo de esta para explicar la narración tan particular... al garete todas :D

Y lo mejor va a ser al revisitar la sexta temporada y conectar todo lo que hemos visto en el final con lo que ha sucedido en las dos lineas marrativas desde el comienzo.

Rub3nmv dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Rub3nmv dijo...

Un capitulo muy emotivo, pero los últimos 10 minutos los odio, es como si todo lo que hemos visto no importara nada, los números, Walt, los viajes en el tiempo, el magnetismo de la isla, el proyecto Dharma...
Tantas cosas que me han tenido enganchado durante 5 años, y de repente no significan nada, si, vale, si que afectan en como los personajes han evolucionado, pero no me vale solo eso.
No esperaba nada especial como final de la serie, pero esto ha sido demasiado decepcionante. Como si fueran demasiadas cosas que explicar y hubieran tirado por el camino fácil.
Pero bueno, me quedo con las 2 o 3 primeras temporadas, que fueron brillantes.