lunes, 14 de junio de 2010

UN CIUDADANO EJEMPLAR

Un ciudadano ejemplar tiene el aliciente de que le da un poco la vuelta al típico esquema de psicópata que se dedica a exterminar sistemáticamente a un grupo de gente. En esta ocasión se trata de un ciudadano normal y corriente, un buen tipo con algún secretillo, que un buen día ve como asesinan a su mujer e hija y como uno de los criminales se escapa de la pena capital por un acuerdo entre abogado y fiscal.

La justificación de las acciones posteriores de este hombre es clara: vengarse de todos los que estuvieron implicados.

Este planteamiento da pie a una entretenida película en la que Gerard Butler puede por fin abandonar sus discretos papeles y cómicos mientras que Jamie Foxx ofrece un trabajo simplemente correcto. Más allá de descubrir el plan oculto del protagonista, la película reflexiona también sobre el sistema de justicia y cómo muchas veces intervienen otros intereses que nada tienen que ver con la verdad o la justicia.

No hay comentarios: