viernes, 19 de noviembre de 2010

HARRY POTTER Y LAS RELIQUIAS DE LA MUERTE. PARTE 1

No se por qué extraños motivos la saga de Harry Potter tiene que ser tan absolutamente fiel a los libros, por más que los fans más extremistas siempre echen de menos cosas, no se qué cosas, pero ellos siempre se quejan. El gran problema de las películas es el gran problema que también tienen los libros: que no pasa nada en un montón de minutos/páginas. Y en este último libro la cosa se acentúa aún más y por lo tanto la película se hace tan aburrida, pero tan aburrida, que cuando llega el final, que la cosa se anima algo, uno sale corriendo del cine cansado de tanto vacío.

Se ha dicho con cada título que esta entrega es más oscura, más adulta, bla bla bla. La verdad es que no solo con una fotografía oscura tienes una peli más interesante. Se puede ser muy turbio a plena luz. También se ha dicho que los personajes se enamoran, se enfrentan a los problemas de cualquier chaval, bla bla bla. Cuatro besos mojigatos (nunca en primer plano), tres roces y poco más. Casi que en Crepúsculo hay más chicha.

Está claro que en dos horas y media de peli no todo es malo, hay algún momento afortunado, alguna secuencia especialmente bien rodada o inspirada, como los dibujos que cuentan la historia de los tres hermanos (tiene gracia que lo mejor sean unos minutos de animación), pero si la historia no ayuda por pesada y cansina los actores menos. Ya sabíamos que el prota es soso a matar pero es que tampoco transmite emoción alguna. Le gana la partida uno de los elfos, un bicho digital tipo Gollum que lo hace infinitamente mejor. La trama (el libro) desaprovecha la presencia de grandes actores como Bill Nighy  o Alan Rickman en beneficio del trío protagonista, tan cansinos como el discurso pseudo nazi del chato Voldemort.

1 comentario:

danipiti dijo...

Espero bastante de esta pelicula, ya que la anterior era muy aburrida y no pasaba practicamente nada interesante,en el trailer aparenta un poco mas de accion que la anterior pero parece por tus comentarios que no es así...