sábado, 18 de diciembre de 2010

BALADA TRISTE DE TROMPETA

El cine de Álex de la Iglesia siempre ha tenido a mi juicio un problema: el guión tendiente al exceso. Con su última película esto se acentúa aún más porque, de una historia donde el circo es la metáfora de una España de pesadilla, se pasa a un desmadre en el que un payaso loco se carga a todo el que se le pone por delante. Puede parecer una lectura simplista de la peli pero creo que, tras el inicio, la película deriva hacia esto y se olvida de todo lo demás.

Se ha dicho que los créditos del principio son bastante indicativos de lo que vamos a ver. Son unos títulos rotundos en los que se van alternando monstruos del mundo real con otras criaturas. Supongo que de la Iglesia nos viene a decir que el mundo real daba mucho más miedo en aquella época o que el circo se convierte, a modo de esperpento, en un reflejo deformado de la dictadura y sus personajes, ¿o tal vez es al revés? Como decía antes, no acabamos de saber las intenciones del guionista (el propio de la iglesia) porque el director llega un momento en el que pierde los papeles y se desmadra completamente.

No negaré que el director filma de manera rotunda, apabullante, pero viendo la peli uno no puede evitar acordarse de aquello de "mucho ruido y pocas nueces". Por más que Carlos Areces o Antonio de la Torre pongan todo de su parte en ese enfrentamiento más sangrante que el que vivían los protagonistas de Muertos de risa (otros cómicos metidos en una historia dramática) la historia no les acompaña. El director no puede (o no quiere) evitar sus lugares comunes, desde sus actores fetiche hasta su predilección por la acción en las alturas.

Lo mejor de esta propuesta acaba siendo un chiste sobre el terrorismo y el plano final en el que los protagonistas se dejan llevar.

3 comentarios:

Nervo R. dijo...

tenía ganas de verla, pero después de esta crítica.... aún tengo más!!
iré hoy mismo, ya os contaré... o no.

Josemi dijo...

Creo que se ha dado un castañazo en la taquilla.

A mi todo lo que huela a guerra civil, huyo como un poseso.

PopChubby dijo...

He llegado tarde, la he visto, con cosas así me lo pensare 2 veces antes de pisar una sala en la que proyecten cine español.