jueves, 13 de enero de 2011

LOS PROXIMOS TRES DIAS

El director y guionista Paul Haggis (Crash, En el valle de Elah) sigue transitando por la zona de grises de la sociedad donde ni todo es tan bueno ni tan malo como parece. Haggis parece empecinado en mostrarnos como cualquier persona, con las motivaciones adecuadas, legítimas o no, puede cruzar al otro lado de la ley sin demasiada dificultad. El protagonista es un marido que ve como encierran a su mujer por un crimen que no cometió. Su empeño, una vez agotada la vía legal, será sacarla de prisión cueste lo que cueste. Lástima que el recorrido que lleva a este hombre desde su vida normal hasta su paso al otro lado de la ley no sea ni tan convincente ni tan poderoso como el mostrado por el realizador en anteriores trabajos.

Esto no quiere decir que Los próximos tres días sea una mala película. Es un trabajo correcto, entretenido, bien realizado, con actores que hacen un buen trabajo aunque no estén ante el papel de su vida. El problema viene por algunas inconsistencias de guión o determinadas situaciones que no acaban de funcionar como su director seguramente pretendería. Cuando la película deja de ser un drama carcelario y/o legal para convertirse en una historia de fugas uno tiene la sensación de que el Haggis guionista no dejó al Haggis director una historia redonda.

No hay comentarios: