sábado, 8 de enero de 2011

TAMBIEN LA LLUVIA

Icíar Bollaín con la complicidad del guionista habitual de Ken Loach, Paul Laverty, nos ofrece dos películas en una, ambas una certera mirada sobre diversos tipos de colonialismo y explotación.
Por un lado nos relata la aventura de un equipo de cineastas que llegan a una localidad boliviana que está punto de estallar en un conflicto social (un suceso que realmente ocurrió). La causa es la actitud de una compañía de agua con capital extranjero que amenaza con dejarles sin este bien vital. Por el otro nos muestra la película rodada por ellos, la llegada de Colón al Nuevo Mundo y su afán por conseguir cuantas más riquezas mejor aún a costa de la vida de los indígenas.

La alternancia entre ambas historias está mostrada de manera ágil e inteligente de manera que se va estableciendo un interesante diálogo entre ambas historias. No es muy difícil darse cuenta de que lo que cuenta sobre el pasado no está ni mucho menos tan lejos de la situación actual en la que vivimos donde la explotación sigue estando a la orden del día sea por parte de grandes corporaciones como de otros aprovechados en parcelas más pequeñas. La película es una mirada sobre esa realidad, pasada y presente, pero también sobre nosotros a partir de los personajes que recrean con solvencia Luis Tosar y Gael García Bernal. A través de sus acciones y las del resto de personajes, desde el actor realmente concienciado pero sometido a quien le paga hasta el falsamente pogre, los comportamientos resultan reconocibles.

Más allá de un reparto que funciona, una temática interesante y oportuna, la película destaca también por su realización, suponemos que también habrá sido una pequeña odisea que bien merecería un reportaje. Con un estilo muy realista, que me recuerda a algunos momentos de Tierra y Libertad de Loach, la película se mete al espectador en el bolsillo.

No hay comentarios: