martes, 8 de febrero de 2011

PRIMOS

Parece que tenemos en España un especial interés por cargarnos a los pocos directores que se salen de la media. A Daniel Sánchez Arévalo le llovieron los palos, de forma un poquito injusta, con Gordos después de lanzarle todo tipo de piropos con su primer trabajo Azuloscurocasinegro. Ahora que decide cambiar de tercio y simplemente ofrecer un entretenimiento sin más pretensiones también se lo están cargando.

No les hagáis caso. Tras un inicio un poco titubeante y fuera de sitio en cuanto estos primos se llevan al protagonista al pueblo para que olvide su mal de amores la película crece y se disfruta. Además de la comedia, de los personajes entrañables, la película no deja de decir cosas interesantes sobre eso tan complicado que son las relaciones además de contar con un reparto en estado de gracia.

Es una de esas películas que ofrece la sensación cada vez más difícil de encontrar de salir de muy buen rollo del cine.

1 comentario:

e. dijo...

guai, así no la veré sólo por Quim Gutiérrez :)
(no se puede ser un director indie de verdad en este país)