domingo, 13 de marzo de 2011

DESTINO OCULTO

No se cuanto hay del relato original de Philip K. Dick en la película que ahora se estrena. Lo que sí tengo claro es que aquel relato corto no daba para el largo que ha orquestado el guionista de El ultimátum de Bourne con Matt Damon en plan héroe desafiante del "plan maestro" por amor.

La película es una combinación de ciencia-ficción y peli romántica que no siempre funciona y que adolece de falta de garra. Si bien tiene un inicio interesante, apuntes políticos con mala baba, algunas ideas visuales atractivas, como esas puertas que no llevan siempre a donde parece, acaba perdiendo el interés cuando se desvela el misterio y el azar comienza a hacer estragos.

¿Realmente tenemos libre albedrío o solo somos dueños de las decisiones más banales de nuestras vidas? Esta pregunta, que daría en manos de otro director para un película realmente inquietante se queda en nada en esta ocasión que apuesta más por otro tono que tampoco acaba de encontrar. No ayuda demasiado, al menos para mi, la nula química entre Damon y Emily Blunt, actores que me gustan por separado pero que no acaban de ligar bien, un poco como le pasa a las dos partes de la película.

No hay comentarios: