domingo, 27 de marzo de 2011

EL RITO

Los realizadores de cada película de exorcismos y posesiones diabólicas siempre se empeñan en convencernos de que su película será diferente, que se apartarán del esquema que repite cada película desde El exorcista. Y uno alberga esperanzas de que sea así, de hecho puntualmente nos llevamos alguna que otra sorpresa, como en El exorcismo de Emily Rose o El último exorcismo.

El rito desaprovecha la ocasión de ser algo diferente. Si bien en su primera parte nos muestra con bastante realismo las dudas de un escéptico seminarista que no sabe si creer o en Dios o en El Diablo y que se embarca en un curso para convertirse en exorcista, la segunda parte de la función, con los numeritos mil veces vistos de contorsionista y palabrotas, es decepcionante.

Con todo, la película es estimable, entretiene, tiene algún que otro momento inquietante, está bien rodada y cuenta con unos actores que, si bien no hacen el papel de sus vidas, cumplen con eficacia.

No hay comentarios: