domingo, 13 de marzo de 2011

RANGO

En el desierto que es el cine de animación fuera de los muros de Pixar que una película como rango sea aplaudida por publico y crítica solo puede significar que estamos elevando a categoría de gran película a algo simplemente decente.

Rango es un western clásico, tal vez demasiado tradicional incluso, que Gore Verbinski ha montado con su amiguete Johnny Depp quien presta la voz a un camaleón que va a parar al típico pueblo perdido amenazado por unos matones. El bicho se acabará convirtiendo, casi sin quererlo en el salvador del pueblo.

Con un arranque prometedor y una realización atractiva, Rango acaba perdiéndose en lo de siempre: personajes sin carisma alguno, película carente de emoción, de sorpresa, de alma. hasta el punto de hacerse aburrida. La brillantez técnica no basta pero algunos parecen que aún no lo han entendido.

No hay comentarios: