sábado, 16 de abril de 2011

CÓDIGO FUENTE

Con Moon Duncan Jones comenzó a ser conocido como algo más que el hijo de David Bowie. Aquella película, una especie de homenaje a los clásicos de la ciencia-ficción, revelaba a un buen director. Es por eso que el estreno de su nueva película es una gran noticia para los espectadores que disfrutaron con su primera película.

Aunque Código Fuente tiene una apariencia más comercial que Moon lo cierto es que Duncan Jones no se aparta demasiado de los planteamientos de aquella historia. Tenemos un escenario reducido, pocos personajes, la presencia de la tecnología que acompaña en su aventura al protagonista (allí era un ordenador, aquí es Vera Farmiga a través de un monitor) y encontramos el mismo gusto por las historias clásicas de la ciencia-ficción o las series de Tv de género fantástico.

La película utiliza el recurso de las realidades paralelas y la posibilidad de volver atrás en el tiempo para ofrecernos un thriller y una historia de amor que funcionan de forma extraordinaria atrapando al espectador desde el primer minuto. Si bien a mi juicio no está a la altura esta película de la brillantez de la anterior queda claro que es un director a tener muy en cuenta.

No hay comentarios: