sábado, 2 de abril de 2011

SIN COMPROMISO

Es una lástima que para desintoxicarse de la experiencia de Cisne Negro, o simplemente para cambiar de género, Natalie Portman haya elegido una película como esta y una pareja tan lamentable como el protagonista.

La verdad es que la película parece peor en el tráiler pero mientras la ves tampoco mejora mucho. Es una de esas películas que desde que empieza sabes cómo va a acabar, típica peli que te ponen en el tren en un viaje largo: no molesta demasiado, se deja ver, se olvida a los cinco minutos.

No hay comentarios: