martes, 24 de mayo de 2011

PIRATAS DEL CARIBE: EN MAREAS MISTERIOSAS

Se me escapa el éxito rotundo de una saga tan aburrida como la de estos piratas que capitanea con exceso absoluto el bueno de Johny Depp. Lo comparo con el caso de Harry Potter, películas a cada cual más larga, cada una aún más aburrida, y, con todo, la gente acude en masa a verlas. ´

El caso es que esta cuarta entrega de una saga que a mi juicio estaba acabada desde la primera película en la que, en lugar de recuperar como se merece el cine de piratas, se limitaban a ofrecer un caro y aparatoso artefacto digno de Disney Channel, o sea, para niños sin demasiados remilgos. Tanto da que a cada entrega el guión sea más ininteligible y/o poco ineteresante, que los efectos apabullen pero no convenzan, que los personajes acaben dando bastante rabia, como el público responde llegan más películas. En esta entrega la cosa va de la búsqueda de la fuente de la eterna juventud, los piratas por un lado, la corona británica y sus corsarios por el otro, los españoles también por ahí porfiando con su fanatismo religioso...

Y lo cierto es que la peli no empieza mal, es, ¡oh milagro! entretenido y todo pero, lamentablemente, a la media hora volvemos a lo de siempre dirija Rob Marshall o Chiquito de la Calzada. Aquello no avanza y aburre y aburre. Además, el bonito añadido del 3D (por cierto, otro 3D de timo y eso que esta sí se ha rodado así) hace que la peli sea tan oscura que invita a la siesta. ¿Qué decir de Penélope Cruz? Pues que vuelve a repetir su enésimo papel de gritona sin sentido, está mal pero no desentona con el espectáculo. Lo mejor, o lo único bueno, es la historia de la sirena y el cura y las apariciones de Geoffrey Rush, el único que parece saber la chorrada colosal que estaban rodando.

2 comentarios:

Josemi dijo...

Si amigo, todo eso que dices es verdad, pero si hace dinero, habra piratas del caribe hasta que llegue el apocalipsis.

Zed dijo...

A mi la tercera si se me hizo aburridilla a ratos. Las otras dos no me lo parecen para nada. Y la cuarta la juzgare cuando la vea.
En general me parece una buena saga de aventuras, con sus fallos, como todo en esta vida.

En cambio Harry Potter no me gusta y me parece que hace el camino inverso. Las primeras son las mas aburridas y las ultimas mejoran algo, aunque tampoco mucho.
Ahora, tampoco me atreveria a decir que ¡¡¡son una porqueriaaaaaaa!!!. Simplemente estan enfocadas a un publico mas general, sobre todo infantil y juvenil. Aunque cuentan en su haber, con el quidditch, el deporte mas estupido jamas concebido (ahora conecto el modo machista y digo "normal, lo ha inventado una mujer y no entienden de deportes", y me declaran persona non grata como al pobre Von Trier en Cannes, jajaja)