sábado, 18 de junio de 2011

UN CUENTO CHINO

Hay películas que desde el principio, o casi desde el tráiler, ya sabes por dónde van a ir. Eso a veces es irritante porque la nula originalidad no va acompañada de talento alguno pero, en ocasiones, el hecho mismo de ver algo que ya pensabas que ibas a ver, servido con el talento adecuado, hace que la experiencia sea buena.

Un cuento chino es la típica peli donde el gran potencial de su protagonista, Ricardo Darín, junto a un guión, inspirado en un hecho real, que combina comedia, drama y denuncia social da como resultado una buena peli. Darín encarna a un tipo solitario, huraño, maniático pero que ya ves que tiene buen fondo. Cuando decide ayudar a un chino que no habla una palabra de español a encontrar a su tío la película juega con el equívoco entre culturas y explota el tema de los contrarios que acaban siendo amigos. Nada nuevo pero, como apuntaba antes, la película es tan sencilla y honesta que te acaba atrapando.

No hay comentarios: