martes, 7 de junio de 2011

X MEN PRIMERA GENERACIÓN

A propósito del estreno de Thor comentaba lo atípico de la propuesta dentro del panoroma actual de pelis de super héroes donde lo que menos importa es el desarrollo de los personajes, si exceptuamos claro está anomalías como los Batman de Nolan. La sorpresa que me he llevado viendo este X Men es que no solo corrige y aumenta lo que Branagh intentó hacer en Thor sino que va más allá revitalizando, y de qué forma, una franquicia que estaba agotada desde la primera película.

Si parecía imposible superar el carisma de Ian McKellen y Patrick Stewart, cabezas visibles del elenco de los X Men clásicos, la película sitúa con fuerza en el panorama cinematográfico a Michael Fassbender, una suerte de Clint Eastwood contundente, y confirma la valía de James McAvoy. Sus trabajos en la película, ayudados por un guión que les da tiempo y espacio para recrearse, es de lo mejor de una película que por otra parte es un entretenimiento formidable.

Me atrevo a decir que es la mejor película de super héroes que he visto en mucho tiempo (con permiso de nuevo de Nolan y sus Batman) con una realización perfecta, un gusto por el encuadre notable, acción bien filmada, y una relación entre los personajes que funciona. Ambientar la acción en plena guerra fría permite además algún que otro juego visual de lo más interesante.

No hay comentarios: