jueves, 14 de julio de 2011

CARS 2

Hasta los más grandes tienen derecho a equivocarse pero precisamente por su condición de grandes no deja de sorprendernos y apenarnos hasta el más pequeño resbalón. Pixar es incuestionablemente la mejor compañía de animación de la actualidad, capaz como ninguna de aunar la perfección técnica con una emoción de gran intensidad.

Dada su grandeza sorprende más que esta segunda parte de Cars que ahora se estrena resulte impropia de la compañía. Estamos de acuerdo en que no todas su películas son obras maestras, pero difícilmente me ha pasado lo mismo que con esta: aburrirme. El argumento, mezcla de historia de carreras, amistades y trama de espionaje en la mejor tradición de James Bond, deja como protagonista casi absoluto a la grúa Mate y da como resultado una película que podría ser trepidante pero que no interesa, se hace larga, aburrida e incluso poco divertida.

Esperemos que sea un tropiezo momentáneo y que la compañía se recupere pronto.

1 comentario:

es para niños dijo...

Teniendo la misma sensación que tú, y aunque yo no tenía grandes esperanzas en esta película, me sorprendió la reacción tanto de mi hijo de 6 años como de mi sobrino de 11, a los que la película les gusto muchísimo. Y hablando con ellos me di cuenta que lo que ellos habían visto era una trepidante película de espias, acción y disparos. y sobre todo, que era una película para niños, algo que pixar parece que tenía prohibido. Porque no nos engañemos, no dejan de ser una empresa que busca beneficios. Y eso con Cars lo tienen plenamente asegurado.