sábado, 17 de septiembre de 2011

EL ARBOL DE LA VIDA

¡Vaya bodrio aburrido que nos ha colado Terrence Malick!, dirán unos. ¡Qué obra maestra fascinante!, exclamarán otros. Lo cierto es que quien vaya a ver la última película de ese misterioso director llamado Terrence Malick sabe lo que va a ver, o debería saberlo. No esperéis cine convencional y con todo mascadito. El cine de este director se ha definido como un poema en imágenes y El árbol de la vida tal vez sea la película que casa mejor con esta definición.

¿Y dónde me sitúo yo? Seré honesto: la película me fascina en muchos momentos, me interesa y me sorprende en otros pero también me desconcierta y me cansa en algunos pasajes concretos. Solo diré que, si uno llega en condiciones aceptables y no está harto de la película, la parte final, que, por otro lado, no entiendo, resulta de gran belleza y emocionante.

La película viene a contar algo tan simple y a la vez tan complejo como el nacimiento de la vida y cómo esta se va desarrollando. Y lo hace sin cortarse, desde los planetas a la vida de una familia americana pasando incluso por los dinosaurios. Todo ello punteado por la voz en off de los protagonistas preguntándose por el sentido de la vida. ¿Asusta, eh? Pero, como decía antes, sabías a lo que venías. Me cansa esa parte pseudo National Geogrphic de los planetas, los volcanes, el agua... Pero me interesa la historia de la familia, cómo se desarrolla el crecimiento de una persona, el amor y el odio dentro de la familia, el gozo de ser niño, de jugar... Muchos temas que la peli presenta con poco diálogo y mucho preciosismo.

Para concluir, Sean Penn pasa por allí, no sabemos bien haciendo de qué, cada uno que piense lo que quiera, ý quedó tan desconcertado como algún espectador al final de la producción al que le escapó la risa de cachondeo. ¿Realmente nos ha tomado Malick el pelo? Yo creo que un poco, pero el resto vale la pena, aunque me gusten mucho más La delgada línea roja y El nuevo mundo.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Que Mallick fue el Director de "El nuevo mundo"... ahora entiendo lo de esta "peli".
Gracias por el Blog.