lunes, 14 de noviembre de 2011

EL OCTAVO PASAJERO gana el premio Bitácoras al Mejor Podcast. La crónica (1)

La Casa Encendida de Madrid fue el escenario que acogió una nueva edición de los premios Bitácoras a los que, como sabéis, concurríamos junto a los amigos de Game Over.
El premio más importante ya lo teníamos, no era otro que el del público que, con sus votos y su ánimo, nos había llevado a ser finalistas. Como decíamos en un artículo anterior, muchas gracias a todos ellos porque son la razón de que llevemos tantos años montando este pequeño circo cada sábado.

El objetivo era ahora por un lado pasarlo bien en Madrid y por el otro llevarse el premio de verdad, un reconocimiento al Mejor Podcast que otorgaba un variopinto jurado. Así que el viernes por la mañana, Sandra Eche, Sergi Benelux Ramon y un servidor nos encaminamos al aeropuerto de El Prat donde partimos hacia nuestro destino sin más incidente que un retraso en el aterrizaje que nos llevó a dar vueltas sin sentido por el cielo de Barajas. Antes habíamos lidiado con el miedo de Sandra a volar. No tuvimos que recurrir a los trucos del Equipo A, pero sí que tuvimos que evitar chistes sobre Perdidos o Aterriza como puedas. Bueno, la verdad es que no los evitamos, qué demonios, somos así de cazurros. Perdona Sandra, no damos para más. Tampoco pudimos dejar de comentar que aquello parecía La Jungla 2 al ver a otro avión en el cielo cerca del nuestro (bueno, estaba lejos, pero queda más dramático así).

Llegamos a Madrid y tras dejar las cosas en el hotel, en una habitación donde el baño era más grande que la propia habitación, al lado de un teatro donde actuaban los Morancos, lástima que no fuéramos a verlos, comimos con el equipo de Game Over y amiguetes que se fueron sumando y no dejaron de hacerlo durante todo el fin de semana. Comimos en un japo, cómo no, donde iban trayendo platillos y platillos que casi no cabían en la mesa. Marc Funspot Rollán, que es un tío graciosete, me quiso timar intentando que comiera algo picante diciéndome que era jamón. Afortunadamente, soy hombre de mundo y no piqué.

A la salida pudimos comprobar que en Madrid la gente no tiene casa o no le gusta porque la calle estaba llena y costaba incluso dar un paso sin tropezar con alguien o con que alguien te arrollara haciendo como que no te ve. Tras un poco de descanso preparamos nuestras mejores galas para ir a La Casa Encendida donde saldríamos como derrotados o ganadores. Bien poco imaginábamos lo que nos esperaba.

Pero eso es otra historia que contaremos en próximos capítulos.

3 comentarios:

hectorchaksion dijo...

Enhorabuena por el premio sr.cine!!

Me alegra mucho el hecho de que fuerais ambos podcast hermanos casi, como finalistas. Todo un reconocimiento no solo a la calidad sino a la trayectoria de mas de una decada que llevais.

Y que sean muchos mas!! jeje
De momento, aguantar este año que me planteo subir con unos colegas desde Alicante para veros en directo la grabacion de ambos podcast, espero que sea mas pronto que tarde.

Un saludo!!

Anónimo dijo...

Enhorabuena a todos los integrantes de El Octavo Pasajero!

Tendremos a partir de ahora un cambio de paradigma y Funs dejará de hablar de sus viajes de vacaciones para centrarse en su viaje como representante de dos de los tres podcasts finalistas?

Haceis un gran trabajo informando y entreteniendonos con vuestras paridas y humor absurdo. Y detalles como los especiales de verano desde el sofa, son de agradecer.

Un saludo y seguid asi!

Saddest Wookiee

Sr.Cine dijo...

Muchas gracias!