miércoles, 28 de diciembre de 2011

RARE EXPORTS

La findanlesa Rare Exports es una de esas películas que ganan en el Festival de Sitges y que un servidor no ve, un clásico en mi trayectoria festivalera. La película se hizo con el premio al mejor fotografía, director y mejor película en la edición de 2010 donde brilló por ejemplo Confessions (no estrenada comercialmente en cine en España)

Ahora, con su estreno en salas coincidiendo con estas épocas navideñas, he recuperado la película y, la verdad, no se por qué ganó esta película. No deja de ser una propuesta medianamente simpática, está bien hecha, pero a mi se me hizo muy aburrida. Porque una vez planteada la premisa inicial, la verdadera naturaleza del bonachón Santa Claus y sus ayudantes, no hay nada más en la película. Un poquito de historia familiar, otro poquito de acción burra... Poca cosa me parece para una película que se llevó premios importantes.

No hay comentarios: