domingo, 5 de febrero de 2012

MONEYBALL

¿Quién dijo que esto no era una película de béisbol? Por favor, que no nos engañen, que nos digan la verdad porque Moneyball SÍ es una puñetera película de béisbol tan entretenida como ver crecer una planta. Y es que el personaje de Pitt no es el entrenador sino el manager de este equipo modesto que debe ingeniarse un sistema para competir contra equipos más ricos. De esta forma la peli prácticamente solo se reduce a ver cómo el tipo va organizando fichajes y descartes...

No entiendo como esta película, que no pasa de ser un producto para pasarlo un domingo por la tarde en la tele, ha conseguido tantas nominaciones al Oscar. ¿Estamos locos o qué? Ya se que a los americanos les gusta mucho el deporte y tal, que las historias de superación también les van pero, en serio, ¿qué demonios le han visto a esta peli?


Lamentablemente es tan aburrida como pensábamos, tan insustancial, tan poca cosa... No nos importa nada de lo que pasa y la mayoría de los casos todo lo que dicen o pasa nos suena a chino. No hay interés alguno por los personajes y sus vidas y hay personajes y actores que no se qué pintan aquí como Robin Wright o Philip Seymour Hoffman. Y lo de Brad Pitt... será porque cae simpático en Hollywood, no hay otra forma de explicar su nominación. ¿Porque su personaje tira cosas contra la pared? No lo entiendo.

No hay comentarios: