sábado, 11 de febrero de 2012

WAR HORSE (Caballo de batalla)

Tiene Steven Spielberg una rara cualidad y es que, a pesar de sus indiscutibles éxitos en el mundo del Cine, tiene toda una legión de detractores que seguro que saben más que yo y que tienen unos argumentos perfectos para cargarse todas sus películas. Con War Horse veo que algunos se están poniendo las botas, esos que arrugan la nariz porque dicen que la película es demasiado sentimental y light.

El cine es emoción, al menos para mí, y si la película me emociona, y esta lo hace de manera extraordinaria, para mí ya es suficiente. Pero es que War Horse no es solo eso, es Steven Spielberg. Digo yo que algo tendrá este hombre cuando aún hoy continúa siendo un referente para las nuevas generaciones de directores. Y en War Horse ofrece un festín visual, una nueva maestra de su maestría para contar la historia y componer el plano, esos travellings, el uso de la pantalla panorámica, los primeros planos, todos son rasgos reconocibles de este director y funcionan de maravilla.

¿War horse es una peli light? En absoluto. No se por qué, por otra parte, Spielberg tiene que mostrar la crudeza de la guerra como hizo en Salvar al soldado Ryan. Aquí opta por mostrar la contienda de otra forma, no menos brutal a mi juicio. Las muertes en off de algunos personajes, las cargas, la carrera agónica del caballo, me parecen tan sobrecogedoras como si me hubieran mostrado miembros amputados y sangre por todos lados. Es una película sobre un caballo, sí, pero la fuerza de los personajes humanos es tan grande que no solo es eso, es mucho más.

Las críticas que muchos le hacen a la peli me parecen cargadas de estúpidos prejuicios. Cada uno tiene su opinión pero a menudo se les ve un poco el plumero. Como siempre me baso en lo que veo, en lo que me provoca la película. Y, como decía, esta me emociona, me gusta su banda sonora, me embelesan los actores extraordinarios, también la manera en la que dirige Spielberg a los niños, me gusta que no hayas buenos o malos. Me gusta mucho ese aire de western de la peli, todos esos momentos que recuerdan a clásicos como John Ford. Me encanta que sus dos horas y veinte pasen como un suspiro y que acabe con un plano de tal belleza que lo hace merecedor de pasar a la Historia del Cine.


No hay comentarios: