domingo, 18 de marzo de 2012

TAN FUERTE, TAN CERCA

La muerte prematura de un ser querido es algo que marca de manera brutal a las personas de su entorno. Tan fuerte, tan cerca no hace otra cosa que mostrar los esfuerzos de un niño para sobrellevar la pena que le ocasiona la muerte de su padre. Que el padre falleciera durante los atentados a las torres gemelas de NY en el 11-S es un elemento más que añadir a lo que cualquier muerte traumática supone para una familia.

No entiendo las críticas feroces que ha sufrido la película. En La joven del agua Shyamalan se cachondeaba de la arrogancia del crítico de cine, personajillo que se cree capaz de saber cuándo una reacción de un personaje es pertinente o no, cuándo y de qué manera debe sufrir, como si fuera tan fácil. No puedo estar más de acuerdo con esa mirada no amable hacia los cronistas de cine listillos. Admito que no les guste la película pero determinados argumentos me parecen fuera de lugar.
No deja de ser un drama, una película construida para conmover al espectador, para hacerle vivir lo que sienten los personajes. Los medios que utiliza son los mismos que el cine emplea desde siempre. Que consiga o no su objetivo depende del espectador, de si entra o no en la historia, ese viaje que lleva a ese niño a embarcarse en una quimera con el recuerdo de su padre como guía. Durante la película asistimos a otras historias de pérdida, en el personaje de Max Von Sydow, perfecto en su papel, en otros personajes con los que el niño se relaciona, pero ante todo nos muestra la obsesión de un niño, la invención en cierto modo, de una aventura que le ayude a sanar esa herida.


A mi la película me emociona y me gusta su desarrollo. No siento que me manipula burdamente, no más que otras películas y, una vez sabes el motivo del comportamiento atípico del niño no me molesta en absoluto su actitud. Es más, creo que el actor protagonista está fantástico en un papel complicado. Junto a él tienen pequeños pero importantes papeles Sandra Bullock y Tom Hanks. Su trabajo me parece igualmente destacable.



La película tiene además algunos momentos especialmente logrados, como los recuerdos del peor día del mundo, como lo llama el protagonista, en forma de grabaciones en un contestador.

1 comentario:

Valentin dijo...

tiene poco que la vi con audio latino y el doblaje no esta nada mal. Hubo partes en las que sentía un poco de repulsión hacia el niño por que el persona es algo autista y el chico de momento exageraba la actuación, pero también comprendo que es parte de la trama, por eso no creo que la película sea tan mala. Bueno para mi es la mejor en cuanto a las que han hecho sobre el 11 S