sábado, 21 de abril de 2012

LOS JUEGOS DEL HAMBRE


Imaginad un mundo en el que una parte pequeña de la población vive muy bien, extraordinariamente bien, en unas ciudades llena de lujos, mientras que la mayor parte del mundo vive en la pobreza. Imaginad un mundo en el que esta oligarquía dominante se dedica a realizar unos juegos para contentar a sus seguidores y distraerles de una vida colmada. Estos juegos por supuesto se retransmiten por TV con todo lujo de detalles y tienen un pequeño aliciente: de los competidores, chicos y chicas elegidos de entre los pobres, solo puede quedar uno. El resto muere.

¿Verdad que os suena este mundo? No es muy distinto del nuestro, donde cada vez los ricos lo son más y los pobres sufren todos los recortes posibles y se resignan a ver en TV cualquier engañabobos que nos ofrezcan. Los juegos del hambre se mueve pues en un terreno conocido, el entorno social de la trama es rápidamente identificable con situaciones actuales y pasadas (las imágenes del principio recuerdan a la gran depresión americana)


Avalada por su extraordinario éxito en la taquilla americana, donde los libros son muchos más conocidos que en España, Los juegos del hambre, no se por qué extraño motivo, se compara constantemente con la saga Crepúsculo cuando poco tienen que ver. No porque una u la otra merezcan más o mayor respeto, cada una tienen su público, una cosa es que nos gusten más o menos las armas que emplean para ganárselo. En el caso de Los juegos del hambre hay un poquito de todo: de crítica social, de aventuras, de amor... Una combinación que da como resultado una película un tanto irregular, con momentos bastante distraídos y otros más olvidables.

Por encima de todo, y obviando los decorados más falsos que un duro sevillano, y el tono un poco pasado de vueltas de algunos personajes, la película destaca por la interpretación de Jennifer Lawrence, sin duda la presencia que mantiene en pie el espectáculo, y por la realización. Curiosamente la forma de rodar, muy agitada, con una cámara muy pegada a los personajes y que no para quieta, es a veces otro de su problema al ofrecer una imagen demasiado confusa.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Soy el dueño de - Spaintrailer-

Yentin dijo...

Cuando vi la película me preguntaba cuales serian las sensaciones de una persona que no hubiera leido el libro. Al ver este escrito y escuchar el programa creo que usted es uno de ellos.
Seguramente si lo hubiese leido no diría eso de los personajes pasados de vuelta, ya que es muy cercano a como te los imaginas cuando lees las páginas del libro.

La verdad es que a mi parecer esta es una muy buena adaptación, no se inventan cosas, eliminan lo que es prescindible y si es cierto que en algún momento hay cosas que quedan sin explicar. Claro que entonces la peli podría haber sido aún más larga.

Aún gustandome el libro, debo decir que yo también tuve esa sensación de que era un poco larga, pero supongo que la disfruté más por conocer la historia y el trasfondo.
En si no es un espectaculo para entretener a los ricos, los juegos son un recordatorio a los distritos del poder del capitolio, y lo que podría pasarles en caso de revuelta.. Revueltas que se atisban en esta peli y que pertenecen más a la segunda entrega literaria.
Los tributos no dejan de ser un pago por los pecados del pasado

Sobre lo que comenta en el programa sobre la "curiosidad" de que en casi todas las tomas aparezca el personaje de Katniss, supongo que tiene mucho que ver que el libro esté escrito en primera persona y todo pase según el punto de vista de ella.
El otro día en la radio, antes del programa, comenté que el libro estaba bien porque era corto, y más bien es que está bien porque se hace corto, se lee en 4 ratos y es muy ameno. Si tiene unos pocos trayectos de transporte público yo le diria que le diese un tiento y luego decida si sigue la saga o no.

Un saludo.