viernes, 27 de abril de 2012

LOS VENGADORES

Hay un momento en que esta película, demasiado larga, excesiva, irregular, que consigue hacerme reír. Para ser justos en otros momentos también me hacen gracia las ocurrencias de este peculiar grupo de héroes pero es con el personaje de Hulk y un momento concreto en que la película consigue sorprenderme.

Una producción de este tipo rara vez sorprende. Más o menos todas las películas de héroes de tebeo están cortadas por el mismo patrón y solo la presencia de un director o actor determinado puede otorgar algo de personalidad a la habitual sucesión de explosiones, combates y villanos más o menos inspirados.


Los Vengadores se mueve entre la película que no se toma en serio a sí misma, gamberra, ruidosa, con querencia a la aventura clásica, y el espectáculo más tópico y típico que Hollywood nos presenta cada poco tiempo. Como suele pasar en este tipo de producciones lo más flojo del conjunto es la historia, que intenta contentar a los fieles seguidores del cómic y, en este caso, justificar la presencia de tanto héroe ante una amenaza de destrucción total (y hemos perdido la cuenta de cuántas hemos vivido ya) Hay demasiados tiempos muertos en la película llenos de diálogos supuestamente trascendentes pero que no acaban de funcionar. Se demora además demasiado en introducirnos a los diferentes protagonistas, cuando la mayoría del público los conoce.

Afortunadamente, cuando llega la hora de las tortas, la película remonta el vuelo aunque llegue a agotar con su catálogo de golpes y monstruos. Es gracias a una acción más o menos inspirada, al trabajo de un reparto desigual y al sentido del humor presente en más de una escena que Los Vengadores me parece una película no despreciable.

2 comentarios:

Ralphy dijo...

¿Vale la pena el 3D en esta ocasión, o es un timo como el 90% de las pelis en 3d?

Anónimo dijo...

Película ruidosa que tonto ps tocara una invasión alienigena que se haga con menos ruido o una pelicula que tenga escenas de guerra con armas que disparen pasito, la película es coherente lógica sobre todo con todo lo que iban dejando pendiente los anteriores, el gamberro resulto siendo quien la miro y la critica sin mirar la secuencia