domingo, 1 de abril de 2012

[REC] 3: GÉNESIS

La saga [REC] es sin duda una de las más exitosas que ha dado el cine español. Tal vez su mayor virtud sea la de ofrecer al espectador lo que este espera y servirlo de una manera más o menos original. Jaume Balagueró y Paco Plaza se han propuesto que cada entrega de la saga, un poco como ocurre en Alien, sea diferente y única. Lo cierto es que lo consiguen a medias ya que por más que se empeñen todas y cada una de las entregas a mi me suenan a ya vistas.

La tercera parte ha recibido no pocos elogios que destacan por encima de todo dos aspectos: el humor y la facilidad para crear imágenes icónicas. Paco Plaza ha sido incluso comparado con Berlanga y Azcona porque muestra, al inicio de la peli, una boda típica y tópica. No seré yo quien diga que esa parte de la peli es la peor pero sí me parece que poco hay de brillante en ese tramo de la acción más que mostrar lo que todos hemos vivido en alguna boda. Una vez se desata el delirio, o sea, una vez los protagonistas de la saga, los muertos vivientes, comienzan su escabechina Plaza se empeña en convertir a Leticia Dolera en la nueva musa del terror friky y para ello no duda en dotarla de una sierra mecánica y hacerla partícipe de sangrientas escabechinas.


Precisamente creo que es eso lo mejor de la película. Una vez que Plaza se olvida del cansino recurso de la cámara casera y se dedica a filmar la escasa trama de la manera más espectacular posible la película gana muchos enteros. De esta forma es cierto que es capaz de crear imágenes poderosas pero no seamos exagerados en el adjetivo. A un servidor la película le recordó a aun cruce imposible de Acción Mutante y Posesión Infernal. La originalidad de la propuesta de Plaza, si se basa solo en echar mano del cancionero más tópico de los bodorrios, no me parece tal.

Para terminar, debo señalar que aún siendo lo que es, un divertimento intrascendente que se cree más gracioso y brillante de lo que es, la película se deja ver gracias a esa realización estimulante y a la presencia de Leticia Dolera.

No hay comentarios: