sábado, 16 de junio de 2012

MOONRISE KINGDOM




Wes Anderson es, como dice el tópico, uno de esos directores odiados y amados a partes iguales. Todas sus películas presentan un universo reconocible, tienen un aspecto de cuento rodado con colores muy vivos y en Moonrise Kingdom bien podría aparecer cualquiera de los protagonistas de sus películas anteriores, Mr. Fox incluido. Moonrise Kingdom es una historia de amor, de un amor puro e inocente, es una película sobre la infancia o sobre ese momento en que la infancia acaba.


Ambientada en una isla de la costa de Nueva Inglaterra en el verano de 1965, MOONRISE KINGDOM cuenta la historia de una chica y un chico de doce años que se enamoran, hacen un pacto secreto y se escapan a terrenos selváticos e inexplorados. Cuando varias autoridades intentan perseguirlos, se forma una violenta tormenta en la costa... y la comunidad de la pacífica isla se verá trastornada irremediablemente. Bruce Willis interpreta al sheriff local. Edward Norton es el jefe de tropa de los Scouts. Bill Murray y Frances McDormand son los padres de la niña. En el reparto figuran además Tilda Swinton, Jason Schwartzman y Jared Gilman y Kara Hayward como los niños protagonistas.

“Me gustan las fantasías. Esta no es una historia que yo o alguien cercano haya vivido, pero sí es como a mí me hubiese gustado que pasara. En la película, Suzy lee muchos libros infantiles y Moonrise Kingdom podría ser cualquiera de ellos. Es una historia sobre lo que significa enamorarse de niño. Es un recuerdo de una emoción, pero en cierto modo también es el recuerdo de una fantasía. Todo lo que ocurre en la historia es lo que no me pasó a mí”.

La película nos muestra la huida de esos chicos y las poderosas razones que les llevan a decidir fugarse de casa y del campamento de scouts. Como en todas sus películas el director combina el humor con la melancolía y llena el plano de muchos detalles a la vez que nos sorprende con una banda sonora muy variada. Sorprende la madurez de los dos niños protagonistas a los que el director recomendó ver Fuga de Alcatraz y les animó a escribirse cartas como los protagonistas de la pelis obligándoles a hacerlo con papel y boli, no usando el mail.

Anderson se apresura a desmentir las relaciones del argumento con su propia historia: No hay reminiscencias concretas de mi primer amor, pero sí del sentimiento amoroso que yo podía tener a los 12 años, cuando estaba enamorado en secreto de la compañera más popular de mi clase. Yo fui un scout durante unas pocas semanas, pero aquí los he puesto porque me remiten a la América de los años sesenta, la de las pinturas de Norman Rockwell. Yo de pequeño escribía historias y montaba obras de teatro con mis compañeros. Nunca me fugué de casa ni de un campamento. Y estudié filosofía para seguir los pasos de mi hermano mayor, cosa que me ayudó a iniciarme en la escritura.”

En este caso ha decidido situar la película en 1965, cuando aún no había nacido, se debe a que quiere mostrar la época que significó el final de la inocencia en Estados Unidos, el fin de una época de gracia para su país.

Me confieso admirador del cine de Anderson, tiene algo que me atrapa y me interesa, si bien es cierto que unas me gustan más que otras. Desde Academia Rushmore a Fantástico mr. Fox pasando por Los Tenenbaums, Life Aquatic, Viaje a Darjeeling y el corto Hotel Chevalier este director demuestra tener un estilo propio que le hace destacar por encima de la mayoría de otros directores.



No hay comentarios: