viernes, 20 de julio de 2012

EL CABALLERO OSCURO: LA LEYENDA RENACE



En El Caballero Oscuro el héroe se enfrentaba al que se definía como un agente del caos y al llamado Caballero Blanco de Gotham, el fiscal Harvey Dent. Este doble enfrentamiento, unido a las cuitas amorosas del protagonista, permitía a los hermanos Nolan un juego muy interesante para el espectador que buscaba algo más que una peli de acción. Si Batman Begins era un comienzo, una manera de sentar de nuevo las bases del personaje, de asentarlo en unas nuevas coordenadas, El Caballero Oscuro le llevaba a los límites.

Después de aquella y, ante la imposibilidad de resucitar a un villano como el Joker de Heath Ledger, los Nolan cierran la trilogía con un episodio menor pero que es un gran entretenimiento. Digo menor porque buena parte de lo que vive el protagonista, ese Bruce Wayne atado a su personaje, forzado a recuperarlo por las circunstancias, ya lo hemos visto en las películas anteriores. Lo cual no quiere decir que no siga siendo interesante la mirada de Nolan sobre el héroe que una sociedad enferma requiere pero no alcanza la misma intensidad (solo ocasionalmente) que en su predecesora.


Me parece que Nolan ya nos había contado lo que quería sobre Batman/Bruce Wayne y tal vez por eso en esta entrega de mucho más protagonismo a personajes como el comisario Gordon (excelente de nuevo Gary Oldman) o Alfred el mayordomo (suya es la mejor escena de la película, grande Michael Caine)
La incorporación de Bane es correcta, Tom Hardy le pone ganas, pero esa bestialidad que insinuaba el tráiler no va a mi juicio mucho más allá, no sirve demasiado para poner en cuestión al protagonista, como sí hacía el Joker.
En el caso de Catwoman, o mejor dicho, de su alter ego, no acabo de ver muy bien su utilidad en la trama. Creo sinceramente que se desaprovecha al personaje y a una actriz como Anne Hathaway.


Pero, dicho esto, que son pecados menores en cualquier película, no nos gustan demasiado en una de Nolan porque este extraordinario director nos ha acostumbrado a mucho más. A pesar de todo, su huella está en la película, en la manera de filmar, en la forma en que utiliza los silencios (contados), en el trabajo de los actores. Diría incluso que se homenajea a sí mismo en algún plano. Tal vez en las anteriores entregas se tomaba demasiado en serio y aquí afloje un poco el acelerador.

Un agente del caos, eso era el Joker. Y El Caballero Oscuro se contagiaba de ese caos. Esta nueva entrega se contagia de un aire de fin de ciclo en el que parece que no hay mucho más que contar sobre Batman. A pesar de ello, insisto, la película no cansa, a pesar de su larga duración, se disfruta y está muy por encima de cualquier película de acción corriente.

2 comentarios:

Lanas75 dijo...

Entre lo buena que parece que ya és la pelicula de por si y la que se ha liado con el loco este de Denver y su masacre (mis condolencias a todos los afectados) creo que la Warner se va a forrar y por intuición añado que Nolan probablemente se baje del carro,por lo que usted comenta de las sensaciones que se ha llevado con el film, pero continuarán con la saga sea un spin off con algun personaje (catwoman o los villanos)
o un Batman 4.La duda está en si Bale estará y que director cojerá el testigo de la franquicia.Ojalá lo dejen así.
Un saludo y buenas vacaciones de parte de un "huerfanolossabadosde5a7"

Al Final de los Créditos dijo...

En el cartel promocional que pusiste arriba pone Michael CLAINE, ¡malditos! Uno de los mejores actores de la historia y ponen mal su nombre.
Por cierto vuestras vacaciones son nuestro infierno :(