lunes, 23 de julio de 2012

EL IRLANDÉS


Las películas de policías de métodos o actitudes peculiares no son ninguna novedad. El Irlandés es otra vuelta de tuerca sobre un mismo tema. Cambian los actores, los escenarios, el tono de la broma, pero creo que compararla con la saga Torrente es bastante acertado.

Un excelente Brendan Gleeson encarna a un policía irlandés de un pueblo pequeño en el que nunca pasa nada hasta que descubren un asesinato cuyos responsables podían ser unos importantes traficantes de droga. El poli local deberá colaborar con un agente del FBI para intentar detenerlos mientras debe lidiar con su propia situación personal.

Definir la película como una mezcla de western y el cine de Tarantino me parece más inadecuado que la comparación apuntada más arriba. La película busca la comicidad desde la propia personalidad de este policía en apariencia no muy despierto, se ríe del enfrentamiento con un tipo tan dispar como el agente federal, echa mano del recurso de lo pintoresco... En fin, que no presenta demasiadas novedades en este terreno. Lo que sí es más interesante son las reflexiones de los traficantes sobre las convenciones de su propia condición.

La película se deja ver pero a mi no me hizo demasiada gracia. Creo que es uno de esos ejemplos claros de cine sobrevalorado.

No hay comentarios: