domingo, 19 de agosto de 2012

¡PIRATAS!



Confieso que desde que vi las aventurillas de Wallace y Gromit la compañía Aardman me ganó. Ese trabajo ingente que lleva a convertir la plastilina en personajes tan entrañables que protagonizan las más disparatadas peripecias me parece admirable. Aunque justo es reconocer que los largometrajes del estudio son un poco irregulares, tienen sus buenos momentos pero en algún momento flaquean.

¡Piratas! Es otra muestra la excepcional técnica de la Aardman, en este caso recreando a la tripulación de un barco pirata cuyo capitán aspira a convertirse en el corsario del año aunque eso le lleve a enfrentarse con la mismísima Reina de Inglaterra. El mar, los camarotes, el barco, las islas, Londres envuelto en niebla, son algunos de los elementos que deben manejar los animadores y a mi juicio lo hacen con gran espectacularidad y sentido del humor.

La historia resulta interesante y, aunque vemos por donde van a ir los tiros, el ritmo no decae en buena parte gracias a la simpatía de los protagonistas que se acaban haciendo entrañables para el espectador, una de las marcas de fábrica de la compañía. Mención especial para el cuidado que muestran en los detalles. Los escenarios están repletos de cositas que solo un espectador muy atento puede captar o aquel que se quede a los créditos, donde nos recopilan algunos de ellos.

No hay comentarios: